Medios Impresos

Investigación a registro de universidades

El Espectador – Bogotá.

Sentencia contra dos universitarios.

Martes 11 de noviembre del 2008, p. 5.

Que las bases de datos de cinco universidades, desde 1992, van a ser objeto de una inspección judicial fue una noticia que cayó como balde de agua fría. A pesar de que la medida la expidió Jorge Iván Piedrahíta, fiscal especializado de la Unidad Antiterrorista, el propio Guillermo Mendoza Diago, fiscal general (e), manifestó que ni él ni Mario Iguarán conocían la determinación. Mendoza, inicialmente, la calificó de “poca utilidad para adelantar una investigación”.

Sin embargo, al final de la jornada, el mismo Mendoza aclaró que la medida nació de la incautación de un computador de las Farc, en el que aparecieron 55 nombres que podrían estar relacionados con varias universidades. Según la solicitud del fiscal Piedrahita, se revisarán los libros de planta estudiantil y docente de cuatro centros educativos públicos (Nacional, Distrital, Pedagógica y el Sena) y uno privado (la Universidad Libre).

La decisión no recibió más que una lluvia de críticas. El ex fiscal general Alfonso Gómez Méndez la denominó “arbitraria”, y manifestó que hacer investigaciones indeterminadas sería un desvío de poder. Para Parmenio Cuéllar, ex ministro de Justicia y vocero del Polo Democrático, ésta es “una cacería de brujas donde se busca hacer una redada abstracta en las universidades, buscando a aquellos que tienen un pensamiento contrario del Gobierno”.

El sector universitario tampoco ocultó su molestia ante la disposición. Moisés Wasserman, rector de la Universidad Nacional, la juzgó como extremadamente inconveniente: “Está dirigida a una comunidad que no tiene por qué ser sometida a un procedimiento de sospecha”. El representante de los estudiantes ante el Consejo Universitario de la misma institución, David Palacio, expresó que es indignante la violación al derecho a la intimidad bajo la premisa de que son terroristas.

Esta polémica comenzó hace dos meses, cuando la senadora Gina Parody difundió unos videos de reuniones universitarias en las que había encapuchados. La entonces directora del DAS, María del Pilar Hurtado, aseguró que la infiltración insurgente en organizaciones estudiantiles era un hecho. En medio de esta tormenta, El Espectador conoció precisamente un proceso en el que dos estudiantes universitarios fueron condenados por nexos con las Farc.

Fabio Daniel Muñoz Pardo y Alba Lucero Tobo Reyes fueron recientemente condenados por el Tribunal Superior de Bogotá. El primero, a 50 meses de prisión y a una multa de 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes, por el delito de utilización ilícita de equipos de comunicación. Según la Fiscalía, Muñoz Pardo fue sorprendido en su casa en poder de dichos equipos, con los cuales apoyaba labores de la guerrilla de las Farc.

Tobo Reyes, por su parte, fue hallado responsable del delito de concierto para delinquir con fines terroristas y rebelión, y sentenciado a 120 meses de prisión y a una multa de 2.100 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Tobo Reyes, quien según el ente investigador corresponde al alias de Marcela, alegó a su favor que tuvo que relacionarse con un integrante de las Farc sólo por su tesis de grado, sin que esto constituyera delito alguno.

Ambos estudiantes habían sido condenados en primera instancia el 3 de mayo de 2006, por un juzgado especializado de Bogotá. De acuerdo con las investigaciones, Tobo Reyes recibió instrucciones militares en Caquetá por parte de las Farc, tenía a su cargo tareas de inteligencia de la Ruan (Red Urbana Antonio Nariño). Además, el testimonio de un reinsertado, Leonardo Batin, resultó pieza fundamental en el proceso en su contra.

Según el Tribunal, las pruebas presentadas sí eran suficientes para condenarlos. La Fiscalía manifestó su preocupación por la Ruan, a la cual le atribuye actividades terroristas como la colocación de bombas explosivas en Bogotá. La comunidad universitaria ha expresado, incluso, que no se opone a las investigaciones siempre y cuando sean individuales, voz a lo que se sumó el procurador general Edgardo Maya: la Fiscalía tiene la obligación de investigar cualquier delito, pero en casos concretos y no colectivos.

 

El Espectador – Bogotá.

Martes 11 de noviembre del 2008, p. 24. Estudiantes en la mira. Este martes, la secretaria de Gobierno, Clara López,  se reunirá con los rectores de las universidades Nacional, Distrital, Pedagógica, Libre y el Sena para debatir las investigaciones de la Fiscalía que pretenden revisar las bases de datos de estos centros educativos desde 1992.

“Es de conocimiento público que las revisiones de las bases de datos están encaminadas a buscar guerrilleros, paramilitares y delincuentes. Nos preocupa mucho que se sospeche de la totalidad de la comunidad universitaria”, dijo López.

En la reunión se le solicitará oficialmente al procurador general de la Nación, Edgardo José Maya, que esté al tanto del procedimiento, con el fin de que se respeten los derechos humanos de los estudiantes y docentes. Al mediodía de ayer Maya dijo que la investigación de la Fiscalía se debe realizar sobre hechos concretos. “Cada caso debe ser individualizado”, dijo.

La decisión de investigar a estos cinco centros educativos fue tomada por el fiscal de la unidad especializada contra el terrorismo, Jorge Iván Piedrahíta Montoya, después de que la senadora Gina Parody revelara unos videos que evidenciaron la presencia de grupos al margen de la ley en las instalaciones de la Universidad Distrital.

Para López, “este tipo de procedimientos puede ser violatorio de los derechos a la defensa, al buen nombre y al ejercicio pleno de las libertades. La responsabilidad penal es individual y con esta investigación se pretende someter a todos por igual a una especie de examen colectivo que podría acabar con el principio de inocencia”.

 

El Tiempo – Bogotá.

Martes 11 de noviembre del 2008, p. 1-6. Fiscalía busca a 55 personas en cuatro universidades y el Sena. El Vicefiscal Guillermo Mendoza Diago aclaró que no se trata de obtener la totalidad de las bases de datos de las universidades Distrital, Pedagógica, Libre, Universidad Nacional y el Sena.

La aclaración se produjo tras la polémica desatada por un oficio enviado por la Fiscalía a estas instituciones anunciando una revisión a sus bases de datos.

Mendoza precisó que lo que se busca es avanzar en un expediente que lleva la Unidad Nacional contra el Terrorismo contra ese medio centenar de sospechosos de colaborar con la guerrilla.

"Vamos a examinar con el coordinador de la unidad (contra el Terrorismo) para ver si realmente esa prueba puede ser pertinente y útil para las investigaciones", dijo Mendoza.

Según dijo, los nombres "estaban en un computador de las Farc que fue encontrado recientemente y que los señala como infiltrados en los centros educativos".

El expediente al que se refiere el Vicefiscal es a una investigación que surgió desde febrero pasado, cuando el Ejército ocupó en cercanías del municipio de La Macarena (Meta) un campamento de las Farc. En el sitio encontraron cuadernos y una memoria USB con las hojas de vida de por lo menos nueve mil guerrilleros de las Farc.

En un capítulo de la memoria del computador aparece en concreto los nombres con fotos y datos de 55 personas que las Farc ubica en las universidades. Aparecen las fechas en que ingresaron, los nombres de los centros educativos y las 'misiones' que estarían realizando en la ciudad.

La noticia sobre la orden de la Fiscalía, que se conoció este fin de semana, no cayó bien en las universidades públicas y en otros sectores, que criticaron los alcances del oficio enviado a los rectores.

La notificación dice que se comisionó a un grupo de la Policía Judicial -Dijín- para realizar "inspección judicial a las bases de datos y libros de la planta estudiantil y docente de las universidades Distrital, Pedagógica, Libre, Universidad Nacional y Sena, desde el año 1992, a fin de realizar un descarte de las personas que aparecen dentro de la investigación como miembros de grupos armados al margen de la Ley".

El procurador general, Edgardo Maya, rechazó la decisión al considerar que este tipo de procesos deben ser individuales y no generalizados.

"Cuando haya visos de violación a la ley en cualquier establecimiento público o privado, la autoridad tiene la posibilidad de investigación criminal, pero lo que considera la Procuraduría es que debe hacerse sobre casos concretos", dijo Maya.

Por su parte, el director de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, calificó la medida de "absurda e impertinente", frente a la protección de los derechos de los estudiantes. También señaló que iniciará averiguaciones jurídicas con el fin de ver en "qué medida se afecta la autonomía universitaria y el derecho a la intimidad".

Ante la medida también se pronunció el defensor del Pueblo, Vólmar Pérez, quien señaló que de aplicarse violaría los derechos de los estudiantes en referencia a la dignidad, intimidad, libertad y presunción de inocencia.

"Es una amenaza directa y grave a los derechos fundamentales de las personas que son o han sido alumnos de los centros de estudios mencionados", indicó el Defensor. Sin embargo, El Tiempo conoció que las autoridades ya tienen individualizados varios casos, por lo menos 7, de personas que están vinculadas a diferentes universidades y hacen parte de las Farc.

Hace dos meses la imagen de encapuchados en un acto de la Universidad Distrital, reveladas por la congresista Gina Parodi, despertó un escándalo y debate en el país. No solo porque aparecían gritando arengas a favor de las Farc sino porque lo hacían frente al rector de esa universidad, Carlos Ossa.

 

El Nuevo Siglo – Bogotá.

Martes 11 de noviembre del 2008, p. B1. Rechazo a revisión de bases de datos de universidades. La decisión de un fiscal antiterrorismo de ordenar la revisión de las bases de datos de cinco universidades públicas y una privada, fue rechazada por rectores, estudiantes, profesores, organismos de control y contradicción al interior del mismo ente acusador.

El fiscal encargado, Guillermo Mendoza Diago, en principio calificó la decisión de “poco útil”, pero en la tarde explicó que hay un listado de 55 personas contenido en una memoria USB hallada en un campamento guerrillero que será cotejado con bases de datos de algunas universidades. La USB fue hallada en febrero último, luego de un bombardeo a uno de los campamentos de las Farc en la Serranía de La Macarena (Meta).

“Hay que aclarar que el fiscal (que realiza la investigación) no solicitó las bases de datos de esas universidades. Se ha requerido información para establecer sí dentro del personal de estudiantes o profesores de algunas universidad figuran 55 personas que sí aparecen en un computador hallado en La Macarena”, explicó Mendoza Diago.

El Fiscal General (e) señaló que dicha inspección se podría hacer directamente con los rectores de cada institución académica. Sin embargo, explicó que “una investigación penal exige la intervención directa de la Policía Judicial y por eso (dicho procedimiento) no puede delegarse”.

A su turno, el jefe de la Unidad Nacional contra el Terrorismo, Hermes Ardila, indicó que “la investigación inició en febrero de este año, y a partir de ese momento se efectuaron diligencias tendientes a verificar la realidad de esos datos, entre los que aparecen las hojas de vida completas” de varias personas relacionadas con el grupo subversivo.

Entre tanto, el procurador General, Edgardo Maya, dijo que si bien la Fiscalía tiene la obligación de investigar cualquier hecho delictivo, esta debe hacerse en casos concretos y no colectivos.

Expresó que las autoridades no tienen establecimientos vedados para investigaran un crimen, pero lo que sí se debe tener en cuenta es que es necesario individualizar cada caso.

“Cuando haya visos de violación a la ley en cualquier establecimiento público o privado, la autoridad tiene la posibilidad de investigación criminal pero lo que considera la Procuraduría es que debe ser sobre casos concretos”, dijo el Procurador.

El rector de la Universidad Nacional, Moisés Waserman, rechazó la instrucción y dijo que se trata de una medida extremadamente inconveniente que coloca a toda una comunidad como sospechosa.

Sostuvo que la medida, que no conoce oficialmente sino a través de la prensa, es una acción “inconveniente, por llamarla de una manera suave”, que puede vulnerar o está vulnerando el derecho a la intimidad de las personas, pues se trata de “una medida dirigida en forma general a una comunidad que realmente no tiene porqué ser sometida a un procedimiento de sospecha”.

“Pedimos que se respete la libertad de pensamiento en los centros de educación superior. Por unos pocos no nos pueden estigmatizar”, dijo un alumno.

A su turno el rector de la Universidad Distrital, Carlos Ossa Escobar, indicó que no está de acuerdo con que las autoridades revisen la totalidad de las bases de datos de las universidades y llamó la atención porque “esto podría concluir en más falsos positivos”.

La secretaria de Bogotá, Clara López Obregón, igualmente se expresó contraria a la medida y pidió que sea reconsiderada.

 

El Espectador – Bogotá.

Martes 11 de noviembre del 2008, p. 27. Cartas de nuestros lectores. Delincuentes y universidades. Sí que es complicado el alarmismo en los tiempos de la sospecha. Resulta ahora que la Fiscalía, el órgano que se encarga de investigar e imputar crímenes, ha solicitado las bases de datos de estudiantes y profesores de ciertas universidades públicas, y algunas privadas, con el fin de hallar delincuentes. Otro de los disparates ocurridos en nombre de la lucha contra la criminalidad.

Claro está que la cosa no se erige sobre la nada. La antecede un avispero perturbado por las denuncias de infiltración guerrillera en las universidades (que es en verdad preocupante). Sin embargo, la exageración parece haberse tomado el lugar de la sensatez y de la buena fe; del respeto y la prudencia se ha pasado a la sospecha y la acusación.

Qué irresponsable fue la rueda de prensa ofrecida por la anterior directora del DAS, en la que daba el parte de las investigaciones que había llevado su organismo sobre los alcances de la guerrilla en las universidades. Me pregunto si es que el DAS tiene que hacer públicos los resultados de sus pesquisas. Con sus declaraciones, la directora pasaba por encima de la presunción de inocencia y del buen nombre de todos los integrantes de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) al señalar su fundación como obra de las Farc. ¿Cómo se ha llamado a tales sindicaciones en otros tiempos? Macartismo. Para eso se tomaban ridículos cuestionamientos que hacían las veces de indicadores infalibles en la caza de incómodos comunistas, a saber: si camina como pato, habla como pato… es porque es un pato. Siguiendo la misma lógica todo aquel con un cariz contestatario viene siendo guerrillero. Y siguiendo la misma lógica se ha requerido las bases de datos de algunos centros de educación superior. Control de pensamiento. Macartismo.

El problema no son las universidades, no son las corrientes políticas dentro de las cuales los universitarios militan. El problema es la delincuencia, y hay que diferenciar una cosa de la otra. Como estudiante de la Nacional, y como ciudadano que siempre ha condenado la violencia y la criminalidad, exijo respeto. Duván Rozo Riaño. Estudiante de Antropología, U. Nacional.

 

El Heraldo – Barranquilla.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. 6B. Fiscalía se mete a las u. públicas.

 

La Verdad – Cartagena.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. 7A. La Fiscalía revisa datos de universidades públicas. Para buscar terroristas.

Música clásica y contemporánea en la UN

Revista Gente – Bogotá.

Programa orquestal.

Martes 11 de noviembre del 2008, p. 100.

Por primera vez 12 orquestas de música clásica y contemporánea de tres países diferentes (Colombia, Venezuela y Puerto Rico) se presentarán en un mismo escenario: el auditorio León de Greiff de la universidad Nacional.

Colección Daros Latinoamérica

ADN – Bogotá.

Entre instalaciones, artistas en Daros de Latinoamérica.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. 22.

El Museo de Arte de la Universidad Nacional exhibirá hasta el 15 de noviembre varias obras pertenecientes a la Colección Daros Latinoamérica, de los artistas Miguel Ángel Ríos, Carlos Amorales y Harold Vásquez. El espacio del museo se llenará con seis videos instalaciones sonoras. La muestra es una idea vinculada al proyecto Casa Daros, una colección que contiene obras de arte contemporáneo del continente de las últimas dos décadas.

Concurso de ideas y planes de negocio

La Patria – Manizales.

Empresarios a la U potencia.

Domingo 9 de noviembre del 2008, p. 9a.

La Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales, literalmente arrasó en los premios del Primer concurso de Ideas y Planes de Negocio, organizado por la institución en sus siete sedes.

Las cuatro distinciones posibles en la competencia se las llevaron cuatro propuestas manizaleñas, que no solo son muestra de creatividad, sino también de los empresarios en potencia que se encuentran en las universidades.

Son jóvenes que le meten la ficha a proyectos que por momentos para ellos mismos parecieran inviables. Pero deciden confiar en su instinto y, con fe y disciplina, como ellos mismos lo describen, logran éxitos como los obtenidos en este concurso.

Apicultores de Caldas en Marengo

El Tiempo – Bogotá.

Apicultores, a Bogotá.

Domingo 9 de noviembre del 2008, p. 10a.

20 apicultores de Caldas se capacitarán a finales de este mes, y durante 15 días, en la Granja Marengo, de la Universidad Nacional, sede Bogotá. La Secretaría de Agricultura del departamento apoyará en este proyecto a la Asociación de Apicultores de Caldas. La inversión será de $12 millones, según Luis Carlos Chavarriaga, Presidente de la Asociación.

Investigación a registro de universidades

El Nuevo Siglo – Bogotá.

Investigan registros de universidades.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. B2.

Una investigación contra las bases de datos de varias universidades de Bogotá para buscar posibles enlaces de la subversión fue ordenada por un fiscal de la Unidad contra el Terrorismo. Se supo que las universidades son la Nacional, Distrital, Pedagógica, Libre y el SENA. La investigación comprende desde el año 1992 hasta la fecha. Las pesquisas surgen cuando ha sido denunciada la presencia de milicianos de la guerrilla en varios centros académicos del país. Hace pocas semanas fueron presentados unos videos en donde encapuchados arengaban a los estudiantes de la Universidad Distrital en Bogotá.

El Espectador – Bogotá.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. 2. Revisión a universidades. El fiscal de la Unidad Especializada contra el Terrorismo, Jorge Iván Piedrahita Montoya, emitió la orden de realizar una revisión de las bases de datos de las universidades Nacional, Distrital, Pedagógica, el Sena, y la Libre, con el propósito de detectar la presencia de guerrilleros, paramilitares y delincuentes.

Investigación a registro de universidades

El Nuevo Siglo – Bogotá.

Investigan registros de universidades.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. B2.

Una investigación contra las bases de datos de varias universidades de Bogotá para buscar posibles enlaces de la subversión fue ordenada por un fiscal de la Unidad contra el Terrorismo. Se supo que las universidades son la Nacional, Distrital, Pedagógica, Libre y el SENA. La investigación comprende desde el año 1992 hasta la fecha. Las pesquisas surgen cuando ha sido denunciada la presencia de milicianos de la guerrilla en varios centros académicos del país. Hace pocas semanas fueron presentados unos videos en donde encapuchados arengaban a los estudiantes de la Universidad Distrital en Bogotá.

El Espectador – Bogotá.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. 2. Revisión a universidades. El fiscal de la Unidad Especializada contra el Terrorismo, Jorge Iván Piedrahita Montoya, emitió la orden de realizar una revisión de las bases de datos de las universidades Nacional, Distrital, Pedagógica, el Sena, y la Libre, con el propósito de detectar la presencia de guerrilleros, paramilitares y delincuentes.

Música en la UN

El Espectador – Bogotá.

Encuentro orquestal.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. 27.

Hasta el 27 de noviembre se realizará en el auditorio León de Greiff el 1er encuentro orquestal y coral. La programación se puede consultar en www.divulgacion.unal.edu.co.

Concierto del Cuarteto de Saxofones de la UN

El Tiempo – Bogotá.

Concierto de saxofones.

Lunes 10 de noviembre del 2008, p. 4-3.

Cuarteto de Saxofones de la U. Nacional interpretará a Bach, Albéniz y Barrer, en la serie de jóvenes artistas de la Luis Ángel Arango.