Medios Impresos

Costos del metro en Bogotá

El Tiempo – Bogotá.

Los riesgos de hacer un metro. Sobrecostos

Domingo 15 de junio del 2008, p. 2-1.

Baja demanda, tarifa costosa, líos con predios y con licencia ambiental, los más comunes. La euforia por ver rodar el metro de Bogotá no puede eclipsar los riesgos que entrañan este tipo de megaproyectos.

Hoy, la única guía oficial que existe para construir el metro de Bogotá se remonta a hace 10 años. Fue expedida en abril de 1998 (el documento Conpes 2999), que en ese entonces era la 'columna vertebral' para hacer la primera línea de metro en la capital.

 

En la tarifa, la Universidad Nacional ya lanzó su primera observación, a través del Programa de Investigaciones en Tránsito y Transporte.

Néstor Sáenz Saavedra, el coordinador de ese equipo, sostuvo que existe el riesgo de que el Gobierno Nacional no pueda subsidiar la tarifa para que sea cómoda al bolsillo.

Historia de la marihuana en Colombia

El Espectador – Bogotá.

La prehistoria de la marihuana en Colombia.

Domingo 15 de junio del 2008, p. 18.

Fue por accidente que Eduardo Sáenz Rovner, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional, comenzó a investigar la historia del narcotráfico. 

 

El libro publicado por la Universidad Nacional, La conexión cubana, fue el resultado de aquella pesquisa que comenzó siguiendo los pasos a esos dos colombianos en Cuba. En el libro controvirtió la versión según la cual Fulgencio Batista había comulgado con los narcos, que la proximidad de Cuba con Estados Unidos era la razón principal de aquel comercio ilegal, y que el negocio estaba en manos de los norteamericanos en la isla.

Democracia y revolución

El Nuevo Siglo – Bogotá.

No hay revolución en democracia.

Domingo 15 de junio del 2008, p. A6.

Con claridad, Jesús Rodríguez Zepeda, profesor del Departamento de Filosofía de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, expresó recientemente en el periódico de la Universidad Nacional de Colombia la incompatibilidad entre el concepto de revolución política (tan manoseado y degradado por la izquierda latinoamericana) y la democracia constitucional.

 

La reflexión contenida en el mencionado artículo, no sólo logró sorprenderme sino que, a mi modo de ver, cobra legitimidad en la medida en que el autor revisa, con rigor académico, las bases teóricas que sustentan el edificio ideológico sobre el que se erige la izquierda más recalcitrante, aquella que aún justifica la acción violenta como forma legítima de acceso al poder.

Ataques homofóbicos al nuevo Decano de Ciencias Humanas,

columna escrita por Eduardo Vargas Montenegro

El Nuevo Siglo – Bogotá.

Homofobia.

Domingo 15 de junio del 2008, p. A5.

Más allá de las críticas al sistema mediante el cual se eligen los decanos en la Universidad Nacional de Colombia, de si la opinión de los estudiantes cuenta mucho o poco, de si los decanos son de la simpatía o no de los estudiantes o profesores y de si es necesario hacer una reforma a fin de hacer el proceso más transparente, lo cierto es que el nuevo Decano de Ciencias Humanas en la Sede Bogotá es el profesor Fabián Sanabria, cuyas calidades académicas dentro y fuera del país son altamente reconocidas. Para ser elegido Decano no es necesario ser el más popular ni el que más adeptos arrastre, si bien es cierto que la calidez y la humildad son actitudes que ennoblecen al ser humano.

 

Lo que ha puesto al profesor Sanabria en el ojo del huracán es su condición sexual. Resulta por demás interesante que una persona abiertamente homosexual se abra paso en forma democrática para dirigir la Facultad de Ciencias Humanas, en la cual todas las carreras que se ofrecen dan cuenta de los fenómenos sociales que se suscitan alrededor de las diferentes condiciones sexuales y orientaciones del deseo, y que cuenta con un Centro de Estudios Sociales y con una Escuela de Estudios de Género. Y dentro de todo lo que ha generado el nombramiento de Sanabria se ha dado la homofobia. Por supuesto, al profesor Sanabria al atravesar el campus universitario le han gritado todo tipo de epítetos. Y como la universidad refleja en buena medida lo que ocurre en el país, el asunto de la homofobia es un tema nacional, que va desde la advertencia presidencial por cuidar el gustico hasta las ofensas de barriada a quienes viven desde otras masculinidades y otras feminidades. La ignorancia y la intolerancia generan actitudes de violencia hacia quienes viven en forma distinta. Por ello es cuestionable que en un ambiente universal, como es por definición el entorno universitario, haya muestras de irrespeto e intolerancia.

 

Por fortuna, también se han dado manifestaciones de apoyo al profesor Sanabria, venidas desde el seno académico y con base en el respeto a la diversidad sexual. Justamente en la semana que terminó, el Centro de Estudios Sociales de la Universidad ofreció un ciclo de conferencias con el profesor Eric Fassin, profesor de la Escuela Normal Superior de París, sobre los temas Democracia Sexual, Violencia Sexual y Matrimonio Homosexual en EE.UU. y Francia, a partir de estudios realizados en esas dos sociedades. Los temas sobre género y diversidad sexual son estudiados en la Universidad Nacional con el mayor nivel académico. Y el profesor Sanabria es garante de ello.

Zonas de alto riesgo en el Área Metropolitana de Medellín

El Colombiano – Medellín.

La vulnerabilidad de Medellín.

Domingo 15 de junio del 2008, p. 7a.

El dato asusta: unas 120 mil personas en el Valle de Aburrá habitan zonas de alto riesgo. Además de preocupar, la situación es grave porque cada vez el invierno arrecia con más fuerza y durante mayor tiempo.

Según el Ideam, en el mes de mayo se midieron precipitaciones de 1.600 milímetros, una de las cifras más altas en 99 años.

Por eso la Universidad Nacional está realizando una investigación para establecer un mapa de zonas de alto riesgo en toda el Área Metropolitana, además del plan estratégico habitacional para Medellín, que está incluido en el Plan de Desarrollo presentado por el alcalde Alonso Salazar.

Levantan huelga de hambre en la UN

La Verdad – Cartagena.

Levantan huelga de hambre en la Universidad Nacional de Medellín.

Viernes 13 de junio del 2008, p. 7A.

Según el vocero del movimiento estudiantil, Santiago Botero, se trata de una "muestra de la voluntad política para la negociación que aún está siendo dilatada por la administración de la universidad pese a todos nuestros esfuerzos".

 

Sin embargo, detrás también habría otras razones: en la mañana circuló la información de que el Consejo directivo de la sede había ordenado el desalojo del campus y desde el martes la Vicerrectoría había ordenado que se suspendiera la asistencia médica que les estaba brindando a los huelguistas desde el martes 4 de junio, cuando pusieron en marcha este mecanismo de protesta contra la reforma al estatuto universitario.

Según los alumnos, las nuevas normas los lesionan al cambiarles el sistema de materias por el de créditos con el fin de acelerar la salida de profesionales en el periodo normal indicado para cada carrera. La queja de la administración es que muchos dilatan su permanencia de manera innecesaria ocasionando mayores costos al Estado.

Inicialmente ocho jóvenes con capuchas se ataron a las columnas del bloque administrativo y sustentaron que no consumirían alimentos. Luego se les unieron 3 más, pero poco a poco fueron desertando al punto- de que en el momento de culminar había 5.

Desde un principio las directivas dijeron que no negociarían mientras persistiera la huelga. Ayer al iniciar una concentración, a las 900 a.m., los huelguistas dejaron sus puestos y salieron a recibir atención médica.

Cierre de la UN en Medellín

El Mundo – Medellín.

La NAL cerró sus puertas.

Viernes 13 de junio del 2008, Primera Página y p. B2.

Ni la Universidad de Antioquia ni la Nacional dictaron clases ayer. La Universidad Nacional informó el miércoles que suspendía la entrada a sus sedes en Medellín hasta el lunes 16 de junio. De acuerdo al comunicado expedido por la Vicerrectoría de la Universidad, en el que se informa que debido a los hechos ocurridos el día lunes suspende sus clases y cierra el campus.

 

El comunicado dice además que, “esta situación (la de los disturbios), de manera inminente y constante coacciona a la comunidad universitaria. Desde hace aproximadamente nueve semanas mediante bloqueos, protestas no pacíficas y daños materiales a las instalaciones, así como amenazas contra la integridad personal de los profesores que persisten en cumplir con sus responsabilidades académicas; impidiendo la prestación de un servicio público, que tiene una función social y que pone en evidente riesgo derechos constitucionales de orden superior”

El miércoles, los estudiantes que completaron una semana en huelga de hambre evacuaron la Universidad. Edison Sánchez, líder estudiantil de la Nacional explicó que “la huelga de hambre se levantó a raíz de las presiones que ejerció el vicerrector en ordenar la evacuación de la Universidad. Existían amenazas que si en el trascurso de la tarde no salíamos entraba la fuerza pública a desalojarnos, entonces por seguridad decidimos en una forma pacifica levantar la huelga y desalojar la Universidad”. Reitera que “seguimos, obviamente, en contra del estatuto, en una protesta pacifica”.

Entre tanto, Óscar Almario García, Vicerrector de la Nacional, le explicó a EL MUNDO, que “la universidad esta cerrada desde el miércoles: se suspendieron las actividades y no hemos tenido que sacar a nadie. La Universidad estará vacía hasta el lunes. Lo que pasa es que hubo un grupo de muchachos que van hasta las puertas, que no están de acuerdo con la medida”. 

Suspensión de clases en la UN en Medellín

Portafolio – Bogotá.

Suspenden clases en la Nacional. Medellín.

Viernes 13 de junio del 2008, p. 15

El Vicerrector de la Universidad Nacional, sede Medellín, Óscar Almario García, suspendió desde ayer hasta el lunes las actividades académicas y administrativas, por los constantes bloqueos, protestas no pacíficas y daños materiales a las instalaciones, así como amenazas contra la integridad personal de los profesores que persisten en cumplir con sus responsabilidades académicas. Las manifestaciones se deben al régimen estudiantil.

 

Hoy – Bogotá.

Jueves 12 de junio del 2008, p. 9. Fin a huelga de hambre. Los alumnos de la Universidad Nacional, sede Medellín, levantaron la huelga de hambre que sostenían hace una semana. Según el vocero del movimiento, Santiago Botero, se trata de una “muestra de la voluntad para la negociación”. Sin embargo, detrás también habrían otras razones: el consejo directivo ordenó el desalojo del campus y desde el martes la vicerrectoría suspendió la asistencia médica a los huelguistas.

 

El Mundo – Medellín.

Jueves 12 de junio del 2008, p. 5B. Suspensión UN. En la tarde de ayer el vicerrector de la Sede Medellín de la Universidad Nacional, Óscar Almario García, dio a conocer la decisión de suspender las actividades académicas hasta el lunes 16 de junio. La decisión se toma porque “esta situación de manera inminente y constante coacciona a la comunidad universitaria desde hace 9 semanas mediante bloqueos, protestas no pacíficas y daños materiales a las instalaciones, así como amenazas contra la integridad personal de los profesores que persisten en cumplir con sus responsabilidades académicas”.

Estudiantes evitan bloqueos en la UN en Manizales

La Patria – Manizales.

Quienes quieren clases se hicieron sentir.

Jueves 12 de junio del 2008, p. 7a.

La voz del profesor Gonzalo Duque retumbaba en el hall del campus Palogrande de la Universidad Nacional. Les exigía a unos 15 estudiantes retirar el bloqueo a un edificio ante la solicitud de un centenar de alumnos, profesores y personal administrativo que luchaban por entrar a laborar.

En contraste con él, que invitó a la gente a hacer valer sus derechos al trabajo y a la educación, y a entrar al edificio, otro docente exclamó: “me retiro porque siento que no hay garantías, no hay con quién discutir, no hay con quién negociar ni con quién dialogar. Yo soy una persona académica que me gusta enfrentarme con argumentos y esto para mí carece de ellos”.

Invitó a los alumnos que querían ingresar a evitar la confrontación y la agresión física “porque sería responder a este acto violento con violencia y los pondría al mismo nivel”. Algunos estudiantes gritaban que querían entrar y que no se iban a retirar.

Afectados
Carlos Valencia, estudiante de Ingeniería Civil, llegó a su clase de mecánica de sólidos a las 9:00 de la mañana, pero se encontró con que no podía entrar al edificio.

“Es cosa de muy poca gente esto de cerrar la Universidad, mientras que la mayoría quiere estudiar. Tendremos que llamar a la Defensoría del Pueblo o sacarlos nosotros mismos porque ya estamos cansados de ellos”.

Una hora antes, la secretaria ejecutiva María Eugenia Palacio vivió la misma situación. Aunque manifestó que en parte está de acuerdo con la lucha por algunos puntos del Estatuto y por las universidades públicas, dijo que se oponía al bloqueo porque lo hacen para obligar a los que están asistiendo a clases, a que se les unan mediante una lucha forzada.

No cedieron
“Es terrible que 20 estudiantes estén impidiendo que ingrese a trabajar y a estudiar la mayoría de gente que estamos en contra del bloqueo, y que nosotros, por respeto y por evitar enfrentamientos entre una comunidad, tengamos que quedarnos aquí quietos sin poder hacer nada”, expresó la docente de Ingeniería Industrial Constanza Montoya.

Propuso que si cada uno de estos estudiantes quiere llevar un mensaje expliquen por qué siguen en este movimiento a pesar de que se abrieron las puertas para la discusión, aunque fuera en clases: “seguramente conseguirían mucho más que con una violencia como esta”.

Entre los alumnos que bloqueaban las instalaciones de la sede se observó confusión ante las voces de la comunidad académica y administrativa. Sin embargo, se negaron a levantar el bloqueo. Casi a las 10:00 de la mañana dos funcionarios de la Personería Municipal llegaron a tomar opiniones de las partes y se ofrecieron como veedores del proceso.

Para hoy, los manifestantes y el Vicerrector de sede negociaron la normalidad académica.

La flauta mágica

Portafolio – Bogotá.

La flauta mágica: todo un cuento fantástico.

Viernes 13 de junio del 2008, p. 22.

Durante hoy y mañana se presentará el espectáculo Ópera Flauta Mágica en el Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional de Colombia. La presentación correrá por cuenta de un grupo de estudiantes y egresados de la Facultad de Artes de la Universidad, que interpretará esta pieza bajo la dirección artística del maestro Zbigniew Zajac.

Temporada de estrenos

El Nuevo Siglo – Bogotá.

Temporada de estrenos

Viernes 13 de junio del 2008, p. C6

La Facultad de Artes de la Universidad Nacional y la Academia Superior de Artes de Bogotá (ASAB) continúan su temporada de estrenos con Ñaque o de piojos y actores de José Sanchís Sinisterra y dirigida por Martín Albino.

Nuevo Estatuto Estudiantil en la UN

La República – Bogotá.

Problemas en sede de la U. Nacional.

Jueves 12 de junio del 2008, p. 1B.

La normalidad académica en la Universidad Nacional sede Manizales (UN) duró tres semanas. Tras haber levantado en mayo el paro que frenó las actividades del alma máter por dos meses, cerca de 70 estudiantes bloquearon ayer las entradas principales de los campus La Nubia, El Cable y Palogrande impidiendo el acceso a estudiantes y personal administrativo. Al cierre de esta edición la entidad seguía bloqueada.

El suplente representante del Consejo Académico de la UN, Carlos Mauricio Toro, señaló que la protesta es una forma de rechazar las medidas adoptadas por el rector de la entidad, Moisés Wasserman, al cancelar el semestre en la sede Palmira.

El vicerrector de Sede, William Ariel Sarache, se mostró sorprendido con la actitud de los estudiantes porque dijo que los acuerdos pactados en Manizales se han cumplido. Señaló, además, que la mayoría de los estudiantes han pedido continuar las clases.

La situación, dijo el directivo, no sólo perjudica a 4.000 estudiantes sino también a 300 empleados que no han podido entrar a la institución.

"Se trata de una violación contra los derechos fundamentales como el del trabajo y el estudio. La situación, sostuvo, pone en dificultad para cumplir sus funciones misionales, entre ellas cancelar nóminas y las primas de los trabajadores "porque no he podido entrar a mi oficina", puntualizó.

"Estamos, incluso, en riesgos jurídicos porque no se ha podido ejecutar un presupuesto y unas convocatorias para la construcción del edificio de bienestar", puntualizó.

Los estudiantes protestan por el estatuto estudiantil del que rechazan la bolsa de créditos, la desaparición de reingresos y de las habilitaciones, el promedio aritmético ponderado acumulado y los programas para ingresos especiales entre otros.

Paralelo al bloqueo, otros estudiantes adelanten desde el lunes pasado una huelga de hambre.

 

La Patria – Manizales.

Miércoles 11 de junio del 2008, p. 9a. Estudiantes de la U. Nacional quieren terminar el semestre. A pesar de la suspensión de clases declarada por la asamblea estudiantil en Manizales, esta semana la mayoría asistió a clases. La Facultad de Administración fue la primera en regresar a clases. Razones.

Los estudiantes de los programas adscritos a la Facultad de Administración fueron los primeros en concretar su deseo de volver a clases en la Universidad Nacional en Manizales. Según el Decano, Germán Albeiro Castaño Duque, varios alumnos le manifestaron su intención por correo electrónico y hasta crearon grupos virtuales para pedir el regreso a la normalidad académica que se había propuesto desde la Vicerrectoría de sede.

Los profesores se unieron a la iniciativa que se concretó definitivamente en el Consejo de Facultad, donde los representantes estudiantiles y el profesoral, junto a Castaño Duque y los directores de área, decidieron pronunciarse el pasado viernes e invitar a la comunidad académica a regresar a clases.

Las otras dos facultades de la sede siguieron el proceso y el pasado sábado continuaron en sus clases normales. Esta semana, a pesar de la huelga de hambre que ocho estudiantes iniciaron desde el martes, se ha registrado normalidad académica en la mayoría de las clases.  

El Mundo – Medellín. Miércoles 11 de junio del 2008, p. B/5. Cero y van siete. No se levanta la huelga de hambre. Aunque las directivas manifiestan que no habrá conversaciones mientras se mantengan los bloqueos o las huelgas de hambre, los manifestantes dicen que no levantarán la decisión de no ingerir alimentos.

Hoy se cumple la primera semana después de que un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional, sede Medellín, se declarara en huelga de hambre como medida de protesta contra la aprobación del nuevo estatuto estudiantil.

Aunque de los ocho estudiantes de la Universidad Nacional que iniciaron la huelga de hambre el pasado miércoles 4 de junio ya fueron relevados cinco, todavía hay tres, incluida una mujer, que han permanecido firmes desde el principio. Según los huelguistas su situación se extenderá hasta que el rector general de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, establezca una negociación seria con ellos.

Salidas a la huelga
“Físicamente me ha ido muy bien. Siento indignación con el rector que promete cosas y después sale con nada, es una falta de respeto y me parece muy feo que esas sean las directivas que rigen la Universidad. Ahora ya no pedimos la derogación del estatuto, en ese punto ya cedimos, lo que queremos es una negociación del mismo en el que todos participemos. No me moveré de aquí hasta que se termine una negociación o me saquen en camilla porque el cuerpo no me da más”, manifestó la huelguista que se ha mantenido desde el primer día.

Situación actual
Tras la aprobación del Acuerdo 008 (Estatuto estudiantil) el pasado 15 de abril, han sido muchas las voces de protesta que se han escuchado en las cuatro sedes principales de la Nacional: Bogotá, Medellín, Manizales y Palmira. En esta última el semestre ha sido cancelado.

Ayer el movimiento estudiantil de la sede Medellín hizo un balance de la situación que vive la Universidad y de la huelga de hambre que hoy cumple siete días.

“Este estatuto estudiantil no ha sido consultado con los estudiantes y ha sido aprobado de forma antidemocrática. Los estudiantes hemos venido en un proceso de discusión y de oposición a dicha propuesta porque la universidad debe ser un espacio de construcción de consensos”, dijo Santiago Botero, representante estudiantil y miembro de la Comisión Nacional de Negociación.

Según este estudiante esta instancia, integrada por 13 estudiantes de las diferentes sedes, se ha reunido en tres ocasiones con el rector general de la Universidad, pero ha sido imposible lograr un acuerdo para superar la situación porque al parecer de ellos “el doctor Wasserman ha manifestado un lenguaje agresivo y ha asumido una posición autoritaria”.

El sábado anterior las directivas de la Universidad hicieron dos solicitudes para iniciar la conversación: un documento consensuado de la Comisión Nacional de Negociación y segundo una carta de invitación a la próxima sesión de negociación con el nombre de los miembros de la comisión. Ambas condiciones se cumplieron en las primeras horas del domingo. Sin embargo, el rector Wasserman puntualizó en una comunicación el pasado lunes, que movimientos que incluyen bloqueos y huelgas de hambre no eran propicios para iniciar las conversaciones.

¿Qué piensan los profes?
Óscar de Jesús Zapata, presidente de la Asociación de profesores campus Medellín, expuso el punto de vista de los docentes de la sede.

“Para nosotros es preocupante el nivel en el que se encuentra la discusión y la protesta con relación al implementado estatuto estudiantil”, dijo el docente Zapata y acto seguido leyó un comunicado de prensa dirigido a la comunidad universitaria: “La Junta Directiva de la Asociación de Profesores respalda la decisión del movimiento estudiantil de la Universidad Nacional Sede Medellín, de concertar con la administración de la Sede la metodología para la construcción del Estatuto Estudiantil y el calendario académico y la terminación de los semestres 01 y 02 de 2008. Es bueno anotar que estos documentos ya fueron discutidos y consensuados por la Comisión Nacional de Negociación (...) La Junta Directiva considera que el movimiento estudiantil ha demostrado madurez al decidir no anteponer la derogatoria del Acuerdo 008 de 2008 como condición para cualquier diálogo o concertación (...)”. De igual forma el docente hizo una invitación a ambas partes para que se llegue a un acuerdo efectivo lo más pronto posible.

Ataques homofóbicos a nuevo Decano de

Ciencias Humanas

El Tiempo – Bogotá.

'Mi vida privada se queda en casa'.

Jueves 12 de junio del 2008, p. 1-6.

Desde que el consejo superior de la Universidad Nacional lo designó como el nuevo decano de la facultad de ciencias humanas, el pasado 20 de mayo, el antropólogo Fabián Sanabria ha recibido una serie de ataques, todo, por lo que él denomina, sus opciones personales.

Afiches con su rostro atacado con flechas, panfletos y correos electrónicos de grueso calibre, además de arengas y consignas, hacen parte del inventario de insultos que Sanabria, de 35 años y egresado de la misma universidad, ha recibido por parte de algunos estudiantes.

Sanabria fue elegido en un proceso en el que participaron las directivas de la institución. También se hizo una consulta a profesores, estudiantes y egresados, y el consejo superior universitario tuvo en cuenta sus méritos académicos y su hoja de vida, que incluye un doctorado en París y la publicación de varios libros.

 

El Espectador – Bogotá.

Jueves 12 junio del 2008, p. 29. Escrito por Ángela Uribe Botero. Contradicciones preformativas. Una de las prácticas más aberrantes entre los paramilitares consiste en entrar a los pueblos para cazar homosexuales. El procedimiento exige que, antes, los cazados hayan sido señalados. Una de las prácticas más desconcertantes en algunas organizaciones militares estatales (en particular la norteamericana) consiste en estigmatizar y en penalizar a quien declare su condición homosexual. Sabemos, por otra parte, que históricamente las protestas en las universidades públicas en Colombia suelen dirigir sus acciones (en muchas ocasiones violentas) contra sus contradictores, adornándolas con consignas como “¡paramilitar!”, “¡tombo!”, “¡fuera milicos!”.

Hoy en la Universidad Nacional sucede algo que es, por decir lo menos, paradójico. Resulta que si un profesor o un estudiante se opone a los principios promulgados hoy por el movimiento estudiantil y, por pura coincidencia ese profesor o ese estudiante es homosexual, entonces, se le estigmatiza y se le “monta la perseguidora”; se le llama “maricón”, se le amenaza y se le intimida. Quienes así proceden, incurren en lo que se conoce como una “contradicción performativa”. Es decir, terminan haciendo lo que en otra circunstancia (implícita o explícitamente) negarían que hacen. Para nuestro caso, esto significa que aquellos a quienes tanto les aterran (y con razón) el paramilitarismo y el militarismo ramplón, terminan comportándose como uno más entre los paramilitares y los chafarotes; terminan asumiendo lo más precario de sus conductas: la estigmatización y la imposición del  temor.

Logros y desafíos de la universidad colombiana

El Espectador – Bogotá.

“No debemos trabajar para los ‘rankings’”.

Jueves 12 junio del 2008, p. 14.

Para el rector de la U. Nacional, Moisés Wasserman, el factor más claro para figurar en los escalafones es el gasto por estudiante. El rector de la U. de los Andes, Carlos Angulo Galvis, insiste en que para hacer las cosas bien, los recursos son una condición necesaria.

La semana pasada concluyó en Cartagena la Conferencia Regional de Educación Superior. La declaración que salió de esta reunión deberá convertirse, junto al Plan Decenal de Educación, en la hoja de ruta para las universidades colombianas de cara al siglo XXI. Moisés Wasserman, rector de la Universidad Nacional, y Carlos Angulo Galvis, rector de la Universidad de los Andes, dialogaron sobre el presente y el futuro de la educación superior en Colombia.

Se habla mucho de la mercantilización de la educación superior. ¿Cómo frenar esa tendencia?

Carlos Angulo Galvis: la preocupación fundamental es que la globalización y masificación de la educación no conduzca a disminución en calidad. Tanto universidades nacionales como extranjeras están ofreciendo programas deficientes, pero que desde el punto de vista económico son atractivos para ellas.

Moisés Wasserman: no se si tenemos uñas para impedir que entren programas de muy baja calidad. Internet es algo tan abierto y popular que se encuentran ofertas de todo tipo. Se necesita una labor educativa para que los estudiantes no caigan en trampas.

¿Colombia necesita apostarle a la educación pública o a la privada?

Wasserman: creo que hemos venido oscilando entre un esquema y otro. En una época la universidad privada llegó a tener 70% de la matrícula, ahora estamos en un 50-50. En mi opinión es bueno este equilibrio, insistiendo mucho en que la oferta sea de calidad.

Angulo: más que hablar de pública o privada, deberíamos hablar de universidad de calidad y eso es costoso.

En Colombia no existe un sistema de becas. ¿Eso no es una deficiencia?

Wasserman: hay pocas becas. Existe un sistema de becas doctorales en Colciencias, pero muy limitado. Está Colfuturo con un sistema de becas condonables parcialmente. Pero no hay un sistema nacional de becas como en otros países. Aunque las públicas cobramos matrículas muy bajas y es la manera como el Estado beca a estudiantes. Nuestras becas están diseñadas para el posgrado; este año hemos invertido más de $6.000 millones.

Angulo: si bien las becas son muy deseables, en un país con recursos económicos limitados se deben considerar diferentes fuentes de financiación, por un lado becas y por otro préstamos.

El país tiene 30% de cobertura en educación superior, ¿se está haciendo todo lo que se puede?

Wasserman: es una cuestión de prioridades. Obviamente el país tiene problemas económicos, pero si me preguntaran, daría mayores presupuestos a educación.

Angulo: claro que uno siempre puede decir que se puede hacer más. El tema es que los recursos son limitados. Creo que el Gobierno está bien enfocado en crear estándares para la calidad: acreditación, exámenes de Estado, observatorio laboral, seguimiento a grupos de investigación.

Wasserman: un peligro que tiene el sistema es trasladar la inequidad al posgrado. Alguien que estudió con préstamo puede tener dificultades para acceder a un posgrado porque debe salir a pagarlo. Y la norma apunta a tener un posgrado para acceder a algunos cargos directivos en la economía y la sociedad. Es un problema por abordar. En Chile, que optó por un sistema de préstamos, el pago se posterga hasta después del posgrado.

Angulo: se podría trabajar en congelamiento de deuda y también en articulación de posgrados a pregrados.

¿Es una realidad o una percepción social que los altos cargos terminan en manos de ex alumnos de las privadas más prestigiosas?

Wasserman: es una percepción pero tal vez hay mitos alrededor. No es algo tan claro como a veces se dice. Sí creo que el salario al egresar es más alto para los estudiantes de las privadas. Eso lo mostró el Observatorio Laboral.

Angulo: esa selección tiene que ver sobre todo con la realización de estudios en el exterior más que con la universidad en la que se completó el pregrado.

¿Vale la pena creerle a los ‘rankings’?

Wasserman: a mí no me gusta poner a las universidades en competencias de ese estilo. Pero casi que es inevitable en este mundo la comparación. Me alegra que universidades colombianas figuren en cualquier ranking, pero no creo que debamos trabajar para el ranking, es algo que se da si uno hace las cosas bien. Es muy claro que el factor más importante para figurar en un ranking es el gasto per cápita.

Angulo: lo fundamental es ser y eso implica hacer las cosas bien. El ranking es el parecer. Lo que es importante anotar es que están íntimamente ligados a la inversión en educación. Escuché que el presupuesto de la Escuela de Medicina de Harvard es igual al presupuesto en investigación de todo el Gobierno chileno. Eso explica por qué está en el primer lugar y por qué va a seguir en el primer lugar. Por otro lado, la investigación se hace con doctorados. La Universidad de Sau Paulo tiene 12.000 estudiantes doctorales. Colombia tiene alrededor de mil.

En Cartagena se hizo un llamado a la integración entre universidades latinoamericanas para ganar competitividad. ¿Cómo lograrlo?

Wasserman: ¿Le parece que están mal articuladas las norteamericanas y europeas? A veces nos vamos a buscar la moneda donde hay luz y no donde se perdió. Ellos tienen dinero y articulación. Es iluso pensar que vamos a ser tan avispados que vamos a hacer sin plata lo que ellos hacen con mucho dinero.

¿Pero cómo integrarnos a una región cuando para un estudiante es casi imposible trasladarse entre dos universidades bogotanas?

Wasserman: eso hay que resolverlo. Los sistemas de calidad van dirigidos, tarde o temprano, a que podamos reconocer en forma automática el trabajo que hace un estudiante en una universidad.

Angulo: nosotros tenemos un programa de intercambio con la Nacional. Aún no hay grados conjuntos, ojalá lo podamos hacer, pero cursos que toma un estudiante de la Nacional en los Andes, o viceversa, es habilitado inmediatamente.

Un tema recurrente, casi un lugar común, es la necesidad de repatriar cerebros y evitar la fuga ¿Tiene sentido seguir hablando de esto?

Angulo: lo fundamental es ofrecer condiciones de trabajo adecuadas a las personas que se van a formar en el exterior. Ese es un reto grande que tenemos las universidades, la industria y el país. En cuanto a la diáspora, lo deseable es que regresen. Pero si se van a quedar afuera uno los puede aprovechar estableciendo nexos.

Wasserman: en una época consideramos un traidor a todo el que se iba, ahora pasamos a una época en que consideramos un bobo al que se regresaba. Creo que el desarrollo de un país depende de la gente que está en el país. Tenemos que ofrecerles al menos algo equivalente a lo que ofrecen en otros lugares. A veces pensamos muy parroquialmente.

Decía el ex rector de la UNAM, de México, Juan Ramón de la Fuente, que Latinoamérica vive en los suburbios de la sociedad del conocimiento...

Angulo: para hacer las cosas bien, los recursos son una condición necesaria aunque no suficiente. Si se hacen esfuerzos para aumentar ese flujo, no vamos a permanecer al margen de la sociedad del conocimiento. No sería tan apocalíptico.

Wasserman: Juan Ramón seguramente lo dijo porque es importante dramatizar para llamar la atención. Pero creo que hay ejemplos en el mundo menos desarrollado, de países que han encontrado nichos específicos donde sus desarrollos son de frontera. Colombia puede apuntarle a esto.

¿Cuál es el mayor desafío que tiene los Andes y la Nacional?

Angulo: buscar la forma en la cual las mentes más brillantes del país puedan acceder a la Universidad de los Andes en esquemas de apoyo financiero. Eso significa conseguir recursos. Tenemos el programa ‘Quiero estudiar’ que apunta a esa dirección. Ya tenemos 500 estudiantes, que no es nada para las necesidades del país, pero tenemos una meta es llegar en 2010 al 10% de la población universitaria.

Wasserman: nosotros tenemos una noción de equidad muy importante. El 80% de nuestros estudiantes tienen ingresos familiares inferiores a dos salarios mínimos. Nuestra visión es darle al máximo posible de jóvenes colombianos una educación de altísima calidad.

En Venezuela la cobertura aumentó con Chávez 216%. Algunos expertos lo alaban, otros lo cuestionan. ¿Calidad o cobertura?

Wasserman: tener el doble de estudiantes no se consigue, como alguien propuso alguna vez, habilitando dos jornadas. Cierto que Venezuela tiene una cantidad de recursos, pero yo esperaría un poco para ver los resultados de esta red de universidades.

Angulo: la limitación más grande que tenemos las universidades está en los profesores. ¿Cómo puede un país aumentar la cobertura sin haber hecho un programa de formación docente? Tengo mis dudas de que funcione.

¿Las universidades ofrecen programas que no son pertinentes ni para el país ni para los estudiantes?

Angulo: creo que hay mucha desinformación. Si uno mira la prensa, y ve la orgía de avisos que se publican y los programas tan esotéricos, uno se pone en el papel del estudiante que quiere hacer una carrera y encuentra dificultades para elegir. Debe haber más claridad en el mercado y esto se puede lograr indicando los niveles de calidad, divulgando adecuadamente los resultados de Ecaes y a través del Observatorio Laboral del Ministerio.

Wasserman: hay que dar señales. Pero una de las cosas muy importantes para decidir una carrera es la vocación. Hay que reconocerle a los jóvenes ese derecho.

Perfiles de rectores

Carlos Angulo Galvis es ingeniero civil egresado de la U. de los Andes; Bachelor of Science in Civil Engineering de la Universidad de Pittsburgh y Máster of Science in Civil Engineering de esta misma institución. En 1997 fue elegido como rector de la Universidad de los Andes.

Moisés Wasserman Lerner es químico egresado de la U. Nacional. Posee un doctorado en Bioquímica de la Universidad Hebrea de Jerusalén y un posdoctorado de la Universidad del Estado de Nueva York Stony Brook. Entre 1995 y 1998 fue director general del Instituto Nacional de Salud (INS). Desde mayo de 2006 ejerce el cargo de rector de la Universidad Nacional.

Nuevo Estatuto Estudiantil en la UN

Portafolio – Bogotá.

Universitarios contra estatuto estudiantil..

Miércoles 11 de junio del 2008, p. 14

Algunos estudiantes que pertenecen a la Universidad Nacional de Colombia, de la sede Manizales, iniciaron desde ayer una huelga de hambre, como parte de una protesta contra el nuevo estatuto estudiantil. La manifestación de estos universitarios se realiza en el Campus de El Cable.

 

La Patria – Manizales.

Martes 10 de junio del 2008, p. 7a. Estudiantes de la U. Nacional, confundidos. Ayer en la Sede Manizales hubo clases a pesar de que la asamblea estudiantil decidió declararse en anormalidad académica. Un pequeño grupo de estudiantes marchó por la Avenida Santander. Mañana otro grupo recolectará firmas para seguir en clases. Posiciones.

“¿Va para la marcha?”, le preguntó un estudiante de arquitectura a otro, ayer, en el Campus El Cable de la Universidad Nacional sede Manizales. “No, quién marcha con ese poquito de gente”, le respondió su interlocutor. Ambos alumnos se referían a la movilización de unas 50 personas que salió desde el Campus Palogrande pasando por la Avenida Santander, y que pretendía llegar a la Plaza de Bolívar.

La marcha se realizó como protesta a la imposición del Estatuto Estudiantil. Además de esto, ocho estudiantes llegaron desde las 8:00 de la mañana al Campus El Cable con tapabocas y la intención de iniciar una huelga de hambre, mientras que la mayoría de los alumnos de la sede recibía clases normalmente.

Al respecto, Carlos Arturo Gutiérrez Noreña, estudiante de ingeniería electrónica encargado de la logística y las comunicaciones del movimiento estudiantil de la sede Manizales, aceptó que este grupo decreció y ahora son una minoría.

“Esto se debe a la amenaza del Rector de cancelar el semestre. Como la administración no tiene intensiones de negociar con los estudiantes, entonces convocan a clases y si la mayoría asiste los demás también, aunque quieran pertenecer la movimiento”.

No obstante, afirmó que valoran la valentía del vicerrector de sede porque ha firmado varios acuerdos con los estudiantes. Pero su presión no es hacia la sede Manizales sino hacia la rectoría, pues no quiere negociar.

 

La Nación – Neiva.

Martes 10 de junio del 2008, p. 17. Columna escrita por Belén Alarcón. ¡Que vivan los estudiantes! Pese a la represión que vivió Colombia en nefandos tiempos como los del Estatuto de Seguridad del difunto César Turbay, en el movimiento estudiantil tuvo vigencia esa canción de Violeta Parra que coreamos en los campus universitarios: "Que vivan los estudiantes, jardín de nuestra alegría; son aves que no se asustan de animal ni policía..." Pero en estos oscuros tiempos de la "Seguridad democrática", parece que el contenido de tan triunfalistas versos pertenecen al pasado, pues hoy causa pavor ver el menosprecio, la violencia y el apabullamiento con que se tratan los brotes reivindicativos estudiantiles de las principales universidades del país.

Citemos un comunicado estudiantil, previo a la desbandada del paro de la UNAL: "...utilizar los mecanismos que como rector tiene para mentir y desinformar, intentando mantener así una política de desconfianza, violencia y mentira dentro de la UN. De la misma manera lo hace el presidente Uribe en el país..." (05/06/08.www.lanachono.serinde.unlugar.com). O las apreciaciones sobre los motivos del paro, expresadas por el eximio profesor Jaime Caicedo: "(son) Reformas inspiradas en el modelo académico-mercantilista del Banco Mundial y en la seguridad 'democrática' de Uribe. El criterio de 'enemigo interno' con el que el reglamento y el proyecto de 'convivencia' miran al estudiantado es la comprobación de la miseria conceptual que rodea el proyecto Palacios-Fayad-Wasserman para la UN."

Pero el rumbo totalitario se agiganta con la decisión presidencial de invadir las universidades cada vez que les parezca que hay un brote de "terrorismo" a su interior. Tan monstruosa ocurrencia aniquila la libertad de expresión y movilización y viola la Constitución en sus artículos 68 y 69 que prevén la autonomía universitaria.

El movimiento universitario respira un profundo malestar por tan arbitraria decisión. Fue la voz del estudiante Guillermo Baquero, rechazando la "bota militar", cuando en el simposio educativo de Cartagena fue retado por el Presidente a confrontarlo. Pese a que los áulicos aplaudieron a rabiar por el autoritario regaño y los grandes medios ignoraron la validez de la arenga del joven, y más bien se preguntaban con cínica sorpresa cómo era posible que la seguridad hubiera dejado colar al intruso, quedó el estupor de los delegados internacionales por la iracunda insensatez presidencial. Por eso, con nuestra felicitación en este 8 de junio a la conciencia y el compromiso estudiantiles, renovamos el grito para que siga la lucha por una universidad abierta y democrática.

 

El Mundo – Medellín.

Martes 10 de junio del 2008, p. 17. Columna escrita por Guillermo Maya Muñoz. Elecciones en la Nacho. Unos profesores de Medellín, en el año 2003, a raíz del triunfo de Uribe en 2002, se metieron en la empresa de traer a Marco Palacios, entre otras cosas autor de un artículo polémico "El Presidente de a Caballo", de su apacible vida académica en México, para que se le midiera a la rectoría de la Universidad Nacional de Colombia. Claro, dijo Palacios, y se metió en la aventura. El CSU dominado por el gobierno lo eligió, aunque el voto universitario no lo favorecía. Con Palacios cambiaron las estructuras de poder en la UN, y se hicieron reformas de todo tipo. Sin embargo el gran lunar, hasta ahora, es la fallida reforma académica de los pregrados, que después de 5 años parece más lejana que antes.

Los ganadores, en este cambio de mano, fueron el gobierno que controla la universidad, y un sector profesoral comprometido con el objetivo del gobierno de transformar la UN en una universidad enclaustrada en sí misma, ajena a los grandes temas nacionales y que se ha convertido en uno de los grandes contratistas del país, para autofinanciarse. La U no tiene porqué ser gobiernista, ni antigobiernista; por principios, debe ser autónoma, independiente, en su gobierno y políticas académicas.

Uno de los grandes males de la rectoría de Palacios es el déficit democrático que dejó. Mientras con el anterior rector, Víctor Manuel Moncayo, se estaba generando un proceso de mayor participación democrática del profesorado y del estudiantado en la conducción de la U, con Palacios se empezó a negar el carácter vinculante de la consultas tara las designaciones de los decanos por el CSU. Ahora, los aspirantes apelan, no a la opinión de los profesores, para regir los destinos de las facultades, sino a las intrigas y a las cercanías con el poder, a lo qué piensan o no los vicerrectores de sus candidaturas, o el rector, porque los profesores saben que para ser decano, que debería ser más una distinción a una larga carrera académica, no basta la hoja de vida. Ser decano se ha convertido en la búsqueda de un mejor sueldo y una mejor pensión.

Este fenómeno se repite a cada nivel de la estructura académica de la UN, en donde los profesores se postulan para los cargos de dirección. Este proceso ha terminado por disminuir cada vez más la competencia democrática por las direcciones académicas en la U, restringiendo el juego político, cada vez más con menos actores, menos propuestas, menos debate, etc. Esto está conduciendo, no sólo a una UN menos democrática, sino a una UN más burocratizada, que administra los privilegios de los grupos de interés del momento.

La democracia real en la UN es una caricatura. Las consultas a la comunidad universitaria son la manera de legitimar las decisiones de las directivas a todos los niveles, sin que realmente la comunidad académica pueda decir que fue escuchada y tomada en cuenta. Tomemos como ejemplo, el nombramiento de los decanos que comenzaron su período el 3 de junio: 8 de los 21 decanos nombrados, no obtuvieron la mayoría de los votos en la consulta entre estudiantes, egresados y profesores; y 6 decanos sobre 21 fueron candidatos únicos, que no tuvieron ningún contrincante porque para qué competir en donde no hay competencia. Lo sucedido con lo primeros 8 confirma la afirmación sobre lo que pasó con los segundos. Y eso sin contar la abstención en la consulta, que en caso de los egresados y estudiantes fue cercana al 95%, al igual que muy alta entre los profesores.

Y cada vez más, la UN por estar pensando en complacer las estructuras de poder, nacionales y locales, se vuelve cada vez menos crítica. Por ejemplo, UN Periódico, que depende de la rectoría, pasó de ser un medio de opinión, abierto y crítico, a convertirse en un medio que privilegia la información de los desarrollos técnicos y científicos sobre la opinión del acontecer social. Un análisis de valoración de área (una técnica periodística), sobre los contenidos publicados en UN Periódico, antes y después de Marco Palacios, sería suficiente para validar o rechazar la afirmación anterior. Igualmente, en Medellín desapareció Impronta.

Por lo mismo, tampoco es explicable, que en el 60 aniversario de la muerte del líder popular Jorge Eliécer Gaitán, en la sede de Medellín, con uno de los departamentos de historia más importantes del país, no se hubiera programado absolutamente nada sobre está conmemoración luctuosa y trágica para la historia colombiana. Posiblemente, hay otros temas más importantes y más rentables para hacer.

 

El Colombiano – Medellín. Martes 10 de junio del 2008, p. 2d. 7 días de huelga de hambre en la U. N. En huelga de hambre permanecen siete estudiantes de la Universidad Nacional sede Medellín. A manera de protesta se encadenaron desde el miércoles frente al bloque administrativo y dejaron de comer.

Hoy se espera que se unan cuatro personas más y se inicien otras huelgas de hambre en Bogotá y Manizales, declaró Andrés Sánchez, vocero de los estudiantes en Medellín.

La idea surgió en la asamblea general del estamento universitario para protestar por el estatuto estudiantil aprobado el 15 de abril por el Consejo Superior de la Nacional, en Bogotá.

Estudiantes de las cuatro sedes de la institución mantienen un pulso con las directivas para que sometan a un plebiscito el acuerdo que aprobó el nuevo reglamento.

El último ofrecimiento que hicieron fue un nuevo calendario académico que incluye jornadas para discutir una propuesta diferente.

Los estudiantes sostienen que se avanzaba en la negociación, pero el rector Moisés Wasserman dilató el proceso con otras condiciones en un correo electrónico que habría sido enviado a uno de ellos.

El directivo no se ha pronunciado frente al tema, y se anunció que las decisiones de las negociaciones se anunciarán oportunamente.

Nuevo robot creado en la UN en Bogotá

El Nuevo Siglo – Bogotá.

Robot podría pintar su carro y dejarlo como nuevo.

Miércoles 11 de junio del 2008, p. C8.

Las máquinas y prototipos construidos por los estudiantes de Ingeniería Mecánica y Mecatrónica son realizados como proyectos de curso, tesis de grado o por iniciativa propia.

 

El arte de pintar carros ahora cuenta con un mecanismo de alto nivel tecnológico. Se trata de un brazo robótico diseñado por estudiantes de Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional, que además puede cortar piezas metálicas con láser y hacer procesos de soldadura.

La idea es de los estudiantes Mauricio Abril y Jorge Becerra, integrantes del grupo Brazo Robot de la Facultad de Ingeniería de la UN.

 

Según Becerra, "la idea surgió de la necesidad de ampliar el portafolio de productos y servicios de una empresa de accesorios para vehículos, a partir de mecanismos de alto nivel tecnológico, en este caso un robot para implementarlo en procesos mecánicos e industriales como soldadura, corte de láser y pintura".

 

Nuevo hospital universitario de la UN en Bogotá

La Nación – Neiva.

Nuevo hospital.

Martes 10 de junio del 2008, p. 12.

La Universidad Nacional emprendió un proyecto para construir un nuevo hospital y administrar dos entidades de salud en Bogotá. La construcción se adelantará sobre el antiguo hospital Santa Rosa, ubicado en el CAN. Allí se tumbará el 40 por ciento de la actual estructura y se levantará una nueva edificación de 50.000 metros cuadrados con todos los servicios.

Banco de medicinas

El Nuevo Siglo – Bogotá.

Banco de medicinas para necesitados.

Martes 10 de junio del 2008, p. B8.

Dieciocho localidades de Bogotá se benefician de medicamentos a bajo costo. Alrededor de 15.000 personas de 187 institutos y fundaciones, la mayoría niños y adultos mayores, son las favorecidas. Por otro lado, el banco hace un asesoramiento por intermedio de estudiantes de medicina de la Universidad Nacional para el uso y manejo de todos los medicamentos.

Alameda perimetral a la UN en Bogotá

El Espacio – Bogotá.

Construirán alameda. En el perímetro de la U. Nacional.

Lunes 9 de junio del 2008, p. 6.

Una alameda perimetral a la Universidad Nacional comenzará a ser construida desde hoy lunes por el IDU, en el costado sur de la calle 53, entre la transversal 38A (actual carrera 45) y la carrera 30. La obra, además de recuperar el espacio público de este sector de la localidad de Teusaquillo y ofrecer mejores condiciones de movilidad a los usuarios de la ciudadela Universitaria y el barrio Nicolás de Federmán, permitirá dar continuidad a la ciclorruta existente sobre la calle 53 para así conectar el parque Simón Bolívar con la carrera 30.

Comisión de Interlocución en la UN en Medellín

El Colombiano – Medellín.

Democracia universitaria y ranchos de cartón.

Lunes 9 de junio del 2008, p. 4a.

"El movimiento estudiantil ha demostrado en todo este tiempo su altura intelectual y su dignidad, y ha mostrado toda su disposición política para entablar un proceso de negociación con las directivas universita- rías que permita superar la problemática que nos convoca... La huelga de hambre es una expresión de la urgencia que tenemos los estudiantes para alcanzar un acuerdo..."`-(Comunicado de prensa del estudiantil de la Universidad Nacional, sede Medellín, repartido este 4 de junio, al inicio de la de hambre y amarre al bloque administrativo).

 

Por este lunes, dejamos de ocuparnos de los temas nacionales, para reflexionar acerca de algunos asuntos del orden local, pero que tienen una gran dimensión e impacto social.

 

1. El movimiento estudiantil de la Universidad Nacional, que viene en una protesta contra un nuevo estatuto estudiantil, el cual desafortunadamente no contó en su momento con los mecanismos adecuados para ser discutido ampliamente por los diversos estamentos universitarios, pero siendo ya aprobado, generó una rica dinámica de discusiones que casi llegan a un punto muerto y radicalizan la situación hasta un punto sin retorno, pero afortunadamente en esta última semana y debido a la postura seria y democrática tanto del movimiento estudiantil, como de las directivas y profesores, se ha logrado una dinámica de "diálogo y encuentro para el consenso", que ha conducido a una posible salida racional a la crisis, en lo local y en lo nacional.

 

La llamada Comisión de Interlocución creada por el vicerrector de la sede Medellín (y conformada por directivas, estudiantes y profesores), después de casi 30 horas de conversaciones, ha provocado condiciones para un nuevo diálogo con el rector y ha sido difundido este viernes un documento borrador que sintetiza dicho esfuerzo democrático, muy a pesar de los fatalistas y positivistas, que veían imposible y sin razón algún acuerdo democrático serio y sustentado, ya que para ellos la universidad no debe ser crítica ni deliberativa, sino un lugar de transmisión pasiva del conocimiento; pero por el contrario, se avanzó en la reivindicación del pluralismo y el consenso como las mejores esencias de la democracia

 

Dicho documento entregado públicamente en las porterías, da cuenta de una metodología de trabajo bastante interesante, tanto por los instrumentos democráticos como por el tiempo establecido para construir este consenso, ya que se establecen varios pasos que van desde la adecuada ambientación hasta la elaboración del documento-borrador concreción del consenso, el cual será puesto a consideración a través de un mecanismo democrático, previo al trámite aprobatorio en el Consejo Superior al final del proceso, que se vislumbra para el 1 semestre del 2009; la discusión se construirá "escalonadamente", es decir, desde cada carrera hasta el nivel nacional.

 

Se reinventó entonces el diálogo, la deliberación y el acuerdo-consenso en la Universidad Nacional y se corrobora que por encima de posturas personales, se justifica la plena defensa de la educación y universidad públicas; se revaloró la institucionalidad democrática y se evidencia que la rebeldía democrática y civilista fortalece la democracia y excluye al "terrorismo y al contraterrorismo". Esperamos entonces que todo evolucione según el proceso y que no aparezca algún halcón que desbarate el "acuerdo consensuado" y que en este nuevo ambiente renazcan la academia y la democracia y que sea el mejor homenaje a las históricas jornadas estudiantiles del 8 y 9 de junio contra la dictadura de Rojas Pinilla y por la democracia, ¿o no?

Nuevo Estatuto Estudiantil en la UN

La Patria – Manizales.

Incertidumbre en la U Nacional

Domingo 8 de junio del 2008, p. 4a.

La Universidad Nacional sede Manizales sigue en aprietos por la intransigencia de algunos estudiantes empeñados en dejar el diálogo a un lado mientras adelantan reclamos propios de su estado. Las clases están suspendidas desde hace 10 días y esta situación está a punto de hacer mella en el semestre académico, un hecho lamentable. El asunto que origina esta huelga no debe afectar el ritmo en las aulas. Se está obrando en forma insensata con las consecuencias graves y perjudiciales que se derivan de los hechos perturbadores de la tranquilidad. Es necesario poner las cosas en su lugar sin renunciar a los derechos.

La protesta en las universidad públicas

Revista Semana – Bogotá.

Tensión en la universidad.

Lunes 9 de junio del 2008, p. 50-51.

En las protestas estudiantiles que atraviesan el país hay de todo: desde debates ideológicos hasta agitadores profesionales con nexos con las Farc.

El gobierno, las directivas y muchos observadores independientes atribuyen la radicalización de estas protestas a la presencia de las Farc. Porque diversos indicios demostrarían que mientras la guerrilla se debilita en las selvas, su influencia y organización se fortalecen en algunas universidades. Pero ni todos los que protestan son violentos, ni todos los violentos son guerrilleros.

 

SEMANA entrevistó a una decena de líderes universitarios y analistas de los movimientos juveniles que coinciden en que la influencia guerrillera es evidente. En los claustros universitarios se ven, en muros e incluso en las aulas, consignas en favor de la guerrilla "Iván Ríos y Raúl Reyes no han muerto, ¡viven en nuestra lucha!", es una de las frases más recurrentes en las paredes de la Universidad Nacional.

 

Diego Marín, uno de los representantes de la Asociación Nacional de Estudiantes Universitarios (Ascún), admite que en la movilización estudiantil hay elementos insurgentes clandestinos y también fuerzas oscuras que defienden al gobierno. "La universidad, dice, es un reflejo del país. Aquí se vive una degradación del conflicto y eso se manifiesta también en la universidad. Estamos en una crisis humanitaria". Para ilustrar su argumento, Marín cita varios casos, incluso el suyo. Dice que sólo en los dos últimos años han sido asesinados 11 líderes estudiantiles por ser activistas sin que haya responsables y que por lo menos 30 más han sido desplazados bajo amenaza de muerte. "Yo mismo hoy tengo que andar con escolta y con un plan de protección especial porque las 'Águilas Negras' me dictaron sentencia de muerte".

 

Sin embargo, algunos estudiantes hacen su propia interpretación. Según estos, la "violencia política" del Estado contra la universidad justifica la respuesta violenta. "Lo que hacemos es ejercer la legítima defensa", dice uno de ellos. En ese sentido, el profesor Carlos Medina, del área de ciencia política de la Universidad Nacional, cree que nunca ha existido, ni ayer ni hoy, un movimiento estudiantil estructurado. Medina dice que lo que hay es un activismo desarticulado que obedece a coyunturas, que carece de directrices y que permanentemente muerde el anzuelo de los agitadores que buscan armar tropel para llamar la atención y desestabilizar.