Medios Impresos

Nuevo Estatuto Estudiantil en la UN

El Tiempo – Bogotá.

El reglamento de la discordia.

Domingo 1 de junio del 2008, p. 1-13.

Columna escrita por Guillermo Maya M. El reglamento de la discordia. A pesar de la Constitución del 91, en la UN hay una caricatura de democracia. El actual estatuto estudiantil de la Universidad Nacional data de 1977. Después de 30 años, era necesario reformarlo, dados los cambios académicos que ha vivido la institución. Pero el estatuto aprobado por el Consejo Superior Universitario el 15 de abril ha sido duramente cuestionado por los estudiantes, y la actividad académica se ha paralizado casi dos meses. Las directivas aducen que uno de los logros más importantes del estatuto es el paso de las carreras por cursos a las carreras por créditos. La necesidad del cambio es argumentada en el hecho de que el sistema de créditos es el patrón internacional de comparación académica. También se señala que se busca aumentar la tasa de estudiantes graduados y disminuir el tiempo de permanencia de los estudiantes en la UN. El rechazo de los estudiantes al sistema de créditos se da no sólo porque consideran que los créditos se convertirían en unidad de medida para el cobro de las matrículas -que podrían subir con este mecanismo-, sino porque son la columna vertebral del estatuto. El sistema de créditos determina la permanencia del estudiante en la UN, al medir su rendimiento en créditos y expresarlo en el promedio aritmético ponderado acumulado, con un mínimo de 3 sobre 5. Una materia de 4 créditos vale el doble que una de 2. Además, en el cálculo del promedio se tendrá en cuenta el número de veces que se toma un curso, la nota aprobatoria y las no aprobatorias, lo que hace más exigentes los requisitos de la permanencia. Antes, el rendimiento se calculaba como un promedio simple -todas las materias tenían el mismo peso- y sólo se tenía en cuenta la última nota de los cursos. En caso de haber perdido y luego ganado, sólo se tenía en cuenta la nota aprobatoria. En consonancia con la conversión a créditos, la universidad inventó (los directivos no dan antecedentes de esto en ninguna parte del mundo) la bolsa de créditos, que suma a los créditos de la carrera la mitad de los ganados. En una carrera de 160 créditos se acumularían hasta 80 adicionales, para un total de 240. El estudiante que apruebe todos los cursos podría utilizar los 80 adicionales en un postgrado. Convertidos a 80 salarios mínimos diarios, solo le alcanzarían para pagar medio semestre u otra carrera de pregrado, lo que daría lugar a la doble titulación (una vía para desperdiciar recursos y tiempo). El talento se mide por la capacidad del estudiante de acumular créditos (rentabilidad), que puede convertir en más educación (capital humano). Las habilitaciones desaparecen y se convierten en validaciones por materia perdida, lo que crea una pesada carga administrativa y docente. Como puede verse, el sistema de créditos estructura todo el estatuto y no es simplemente un sistema de comparación internacional para equivalencias. La disposición de las directivas a "incorporar las modificaciones (a partir de las propuestas que reciba) debidamente sustentadas que considere pertinentes" (CSU, 20 de mayo) no refleja una disposición real a estudiar otro posible estatuto para dar confianza a los estudiantes de que están dispuestas a solucionar el conflicto universitario. Simplemente, las directivas quieren salirse con la suya y los estudiantes también, lo que crea así un ambiente de confrontación, en donde ambas partes pierden. En la UN hay una caricatura de democracia, a pesar de la Constitución Política de 1991. Los estudiantes le propusieron al CSU un referéndum sobre el estatuto y las directivas lo negaron, como se negaría a los niños de un kinder una solicitud para tomar café capuchino y bien cargado como media mañana. Las consultas a la comunidad universitaria son el medio de legitimar las decisiones de las directivas. Sin ellas, no es posible decir que realmente la comunidad académica fue escuchada y tomada en cuenta. No sólo los estudiantes son tratados como menores de edad. También los profesores tienen un espacio democrático bastante recortado, como lo prueba la pasada elección de decanos por el CSU.

 

La Patria – Manizales.

Sábado 31 de mayo del 2008, p. 6A. Correo escrito por José Óscar Jaramillo J. Lo malo del Estatuto Estudiantil. Señor Director: El Estatuto estudiantil recientemente expedido y que tiene a los estudiantes de pregrado de la Universidad Nacional en paro, tiene disposiciones que son lesivas para ellos y cuyo impacto sobre su permanencia en la Universidad se ha subestimado. En primer lugar, la supresión de las habilitaciones como prueba académica es crítica para los estudiantes de las carreras de Ingeniería y Ciencias básicas, en las que hay muchos cursos de Matemáticas con grandes niveles de repitencia, situación que no lo es para los estudiantes de las carreras de agronomía, veterinaria, medicina, odontología, enfermería, artes, arquitectura y otras, que tienen muchos cursos prácticos: talleres, clínicas, seminarios, donde no hay habilitaciones. En los primeros semestres, la Universidad debe nivelarlos y ajustarlos al proceso de enseñanza y aprendizaje universitario al cual no están acostumbrados, por las grandes deficiencias del bachillerato en estas áreas. En segundo lugar, la aparición de un promedio ponderado, denominado el PAPA (promedio aritmético ponderado acumulado) con una exigencia de 3,0 como mínimo, es un requisito exagerado, pues no tiene cuenta el nivel del estudiante al cual se lo aplica. No debe ser igual la exigencia del promedio para un estudiante que termina el primer semestre, que la del estudiante, ya veterano, de sexto semestre. La exigencia del mínimo debe ser diferente y gradual: menor para el primíparo y tal vez llegar al 3,0 fijado, para el estudiante veterano. De mantenerse esta disposición se presentaría el absurdo de que después de un proceso de admisión y selección en el cual apenas se admite el 10% de los aspirantes, la Universidad termine por expulsar en el primer semestre a un porcentaje en algunos casos cercano al 50% de los admitidos. La supresión de los reingresos, sin tener en cuenta las consideraciones socioeconómicas del retiro, olvidan que en la Universidad Nacional la mayor parte de los estudiantes provienen de los estratos 1, 2 y 3 y que muchos de ellos requieren trabajar para poder sostenerse en sus estudios, situación que tal vez no es el caso de los estudiantes de estratos 4, 5 y 6, los cuales tienen apoyo familiar y no requieren trabajar para estudiar. El comité de representantes profesorales de la Sede ha presentado al Consejo Superior Universitario una propuesta de modificación de 4 (cuatro) de los 62 artículos del nuevo estatuto, con la consideración de que puede mejorarse y suprimir algunas disposiciones que francamente son lesivas para los estudiantes, y por cuya existencia ellos están en paro, y que no dejan ver las bondades o beneficios presentados en el resto de los 58 artículos del estatuto.

Eduardo Umaña Luna

Revista Semana – Bogotá.

Eduardo Umaña.

Lunes 2 de junio del 2008, p. 23.

El desorden académico de su niñez, en la que se la pasó de un colegio a otro porque en ninguno se adaptaba, fue una paradoja frente a la larga, prolija y estricta carrera que tuvo Eduardo Umaña Luna, uno de los intelectuales y humanistas más importante que ha tenido Colombia. Durante 55 años este abogado penalista orientó a miles de estudiantes de sociología y derecho de la principal universidad pública del país. Fue cofundador del departamento de trabajo social y de la facultad de sociología de la Universidad Nacional.

 

El Espectador – Bogotá.

Domingo 1 de junio del 2008, p. 24. “Umaña trascenderá después de muerto”. Dejó inconclusa una obra con la que intentaba demostrar que los derechos humanos son un discurso del que se apropió la burguesía. Eduardo Umaña Luna murió lleno de proyectos y esperanzas. Fue un incansable que hasta los 78 años de edad despertó todos los días a las 4:00 de la mañana, para dedicarse a analizar la realidad del país y preparar una de las más de 3.000 conferencias que dictó en diversos escenarios del mundo y la Universidad Nacional. Centro académico donde ingresó en la década del 40 y permaneció hasta sus últimos días enseñando a pensar, luego de haber estudiado en el Instituto de Ciencias Económicas y fundar la Facultad de Sociología en 1959, junto con Camilo Torres y Orlando Fals Borda.

 

El Espectador – Bogotá.

Domingo 1 de junio del 2008, p. 49. Columna escrita por Alfredo Molano Bravo. Un gran profesor. Conocía a Eduardo Umaña Luna a fines del año 62 cuando me presenté a la entrevista personal para ingresar a la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional.

 

El Universal – Cartagena.

Sábado 31 mayo del 2008, p. 10A. Columna escrita por Óscar Collazos. Umaña Luna. Para cualquier colombiano ilustrado Eduardo Umaña Luna (1923-2008) estuvo siempre asociado a un libro fundamental: La violencia en Colombia (Tercer Mundo, 1962), escrito con colaboración de Orlando Fals Borda y monseñor Germán Guzmán.

 

El Heraldo – Barranquilla.

Sábado 31 mayo del 2008, p. 3A. Editorial. Intelecto comprometido. El pasado miércoles murió en Bogotá uno de los intelectuales más lúcidos y verticales que ha tenido Colombia en las últimas décadas: Eduardo Umaña Luna.

Deserción en las universidades

La Tarde – Pereira.

Estudiantes en riesgo de abandono.

Lunes 2 de junio del 2008, p. 6A.

Columna escrita por Walter Benavides Antía. Estudiantes en riesgo de abandono. Un número significativo de los estudiantes que ingresan en las universidades del país fracasan o abandonan los estudios de distintas carreras antes de terminar el primer año. El porcentaje de tempranas frustraciones es más alto en los centros de altos estudios oficiales (casi el 25%), aunque no están distantes las privadas (el 20%). La Universidad Nacional, la más numerosa, registra un 20,2% de fracasos en el tramo inicial.

Democracia en la UN

El Colombiano – Medellín.

Sobre la U. Nacional.

Sábado 31 de mayo del 2008, p. 29.

Qué bueno que, aunque pocos, algunos profesores de la Universidad Nacional tienen acceso directo a la opinión pública. Gran privilegio, gran honor. Gran responsabilidad, también. Con la Universidad, con el periódico del que se es columnista, con la opinión pública, con el país. Tentación, además. Por ejemplo, la frustración personal de ir a la Universidad a hacer ciencia, a formar ciudadanos, y encontrarse sistemáticamente con un arrume de pupitres en la puerta y unos cuantos energúmenos al lado de ellos, puede terminar convirtiéndose en tema nacional. Reto para la inteligencia. Peligro de caer en lugares comunes, y de terminar diciendo... tonterías.

Violencia en las universidades públicas

El Espectador – Bogotá.

Violencia en universidades.

Sábado 31 de mayo del 2008, p. 2.

Disturbios en varias ciudades desataron graves enfrentamientos entre autoridades y estudiantes. Uribe ordenó intervención policial. 

 

Varios estudiantes fueron detenidos en  medio de las protestas  contra distintas  reformas académicas. Los constantes choques entre fuerzas policiales y estudiantes de las principales universidades públicas del país, durante los últimos meses, alcanzaron ayer viernes su punto más candente. Ante la orden presidencial de que la Fuerza Pública intervenga para restablecer el orden en los centros educativos en los que haya desmanes, alumnos de Ibagué, Cali y Bogotá intensificaron sus protestas y en algunos casos agredieron a los uniformados.

El caso más grave ocurrió en Ibagué, en donde estudiantes de la Universidad del Tolima chocaron con unidades Esmad, protagonizando un enfrentamiento que causó pánico en los alrededores del centro educativo y obligó al cierre del tránsito cinco cuadrar a la redonda.

En Bogotá no hubo protestas, pero las directivas de la Universidad Pedagógica decidieron clausurar el semestre académico debido a la gravedad de los desmanes del jueves.

De acuerdo con el rector Óscar Armando Ibarra, esta es una medida preventiva que busca garantizar la seguridad de la comunidad educativa, pues durante las protestas más de 10 personas que no participaban en los hechos también resultaron heridas.

El próximo martes, las directivas se reunirán para analizar la situación y las clases se podrían restablecer el día miércoles. De acuerdo con los estudiantes, la manifestación se originó cuando varios movimientos estudiantiles de la universidad decidieron unirse para protestar por la mala administración del rector Ibarra, pues existe un déficit de más de 3 mil millones de pesos.

Ibarra asegura que no hay déficit y que de lo que se trata es de buscar soluciones apropiadas para la situación financiera de la universidad.

El jueves en la tarde la situación en la Pedagógica parecía haberse salido de control. Durante más de dos horas los estudiantes se enfrentaron con la Policía Antimotines, en una riña que dejó varios heridos como consecuencia de las piedras, papas bomba y ácidos que lanzaron los estudiantes contra las autoridades.

La calle 72 y la carrera 13 tuvieron que ser cerradas durante los disturbios, lo que ocasionó inconvenientes con el tráfico por más de tres horas. Al finalizar la jornada, 21 personas fueron detenidas.

Fue entonces cuando el presidente Álvaro Uribe canceló compromisos de agenda en Medellín y se desplazó a la sede de la Policía Metropolitana de Bogotá, a las 7:30 de la noche, para hablar con los detenidos. “Es muy grave que mientras la Patria hace estos esfuerzos para superar tantas dificultades, quienes han tenido la posibilidad de asistir a la universidad sean generadores de violencia, generadores de vandalismo”, aseguró el mandatario.

De igual forma aseguró que las autoridades tenían orden de capturar a todos los universitarios que estuvieran realizando acciones violentas, agradeció la oportuna reacción de la Policía Nacional para atender el caso y le dio vía libre para actuar cuando se presenten estas situaciones: “La Policía debe entrar de inmediato, por orden directa del Presidente, a cualquier recinto universitario donde haya violencia y detener a todos los generadores de ésta… Así como respetamos la libertad de cátedra, la libertad de ciencia y la libertad de pensamiento, no permitimos la violencia”.

Asimismo, el mandatario aseguró que es insólito y preocupante que en los registros aparezcan estudiantes que llevan más de 20 años estudiando, y que casualmente siempre están involucrados en los hechos violentos que se presentan. También advirtió que, de acuerdo con investigaciones de las autoridades, existen universidades que tienen lugares en donde se almacenan explosivos. “El Gobierno y la Fuerza Pública tienen información de que hay generadores de violencia en las universidades, conectados con los grupos terroristas. Eso no lo permitimos. Aquí la violencia universitaria se acaba porque se acaba, como se tiene que acabar cualquier violencia en Colombia”, afirmó Uribe.

Cancelación del semestre en la UN en Palmira

El Colombiano – Medellín.

Universidades no son para disturbios.

Sábado 31 de mayo del 2008, p. 9a.

El presidente Álvaro Uribe ordenó a la Policía ingresar a los centros universitarios en los que se presenten disturbios, con el fin de evitar situaciones como la del jueves donde estudiantes de la Universidad Pedagógica de Bogotá lanzaron ácido a los uniformados.

En otra decisión, la Nacional, sede Palmira, también canceló su semestre académico por la situación de tensión que se vive con los estudiantes.

Policía debe entrar en las universidades, ordena Uribe

El Universal – Cartagena.

Por violencia, fuerza pública puede entrar a universidades.

Sábado 31 de mayo del 2008, p. 1B.

La Policía en adelante podrá entrar a cualquier recinto universitario donde haya violencia y detener a todos aquellos que la generen, ordenó el presidente Uribe a la fuerza pública, tras los disturbios de los últimos días en las que ha habido varios miembros de la fuerza pública heridos. Las opiniones están divididas entre las directivas de diferentes universidades públicas del país, tras la orden impartida por el Presidente Álvaro Uribe Vélez a la Policía Nacional, para que ingrese a los centros educativos cuando se presente cualquier brote de violencia. El primero en reaccionar fue el vicerrector de la Universidad Nacional, Fernando Montenegro, quien manifestó su respaldo a la orden presidencial. “En una universidad no tienen por qué presentarse hechos como los que se presentaron en la Pedagógica o como los que sucedieron en la Universidad del Huila. Eso está totalmente condenado y cuando sucede pues evidentemente la fuerza pública tiene que hacerse cargo de la situación”, dijo. La Verdad – Cartagena. Sábado 31 de mayo del 2008, p. 6A. Policía debe entrar a las universidades, ordena Uribe. El Presidente se reunió con estudiantes retenidos luego de los disturbios en la Pedagógica de Bogotá. "La Policía debe entrar, por orden directa del Presidente, a cualquier recinto universitario donde haya violencia y no permitir esa violencia y detener a todos los generadores de ella, sea en la Universidad Nacional, la Universidad del Valle del Cauca, en la universidad Nacional de Medellín, en la Universidad de Córdoba, en cualquier universidad del país", dijo el Mandatario.

Proyectos para la convivencia en Bogotá

El Periódico – Bogotá.

Los jóvenes le apostaron a la convivencia.

Sábado 31 de mayo del 2008, p. 1B.

Anoche se presentaron las 160 propuestas seleccionadas para hacer parte del proyecto Jóvenes Conviven por Bogotá. Las propuestas presentadas van desde iniciativas para evitar el reclutamiento de los niños, niñas y jóvenes por los grupos delincuenciales, hasta la validación del bachillerato para los transgeneristas.

El grupo de jóvenes denominado Gaeds, está conformado por estudiantes de la Universidad Nacional que investigan sobre la diversidad sexual. Según uno de sus miembros, Gabriel Martínez, se encontró que un alto porcentaje de la población transgenerista no había terminado su bachillerato, entonces se implementó una prueba piloto con 15 personas entre los 18 y 39 años de edad, a las que se les brinda la capacitación suficiente para validar el bachillerato y presentar las pruebas de Estado, como requisito para ingresar a la educación superior.

Sobre el Palacio de Justicia en Manizales

La Patria – Manizales.

U. Nacional: el Palacio de Justicia se puede utilizar.

Sábado 31 de mayo del 2008, p. 1b.

¿Vulnerable o no? Esa es la pregunta que se hacen los manizaleños sobre el polémico edificio del Palacio Nacional de Justicia 'Fanny González Franco' el cual, hace 13 años, según estudios técnicos de la época, debía ser reforzado para reducir la vulnerabilidad sísmica, mejorando su resistencia y rigidez. En la actualidad, otro estudio, esta vez de la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales dice que la estructura no representa un riesgo inminente y grave para las personas que utilizan las instalaciones.

Radio Teletón en Manizales

La Patria – Manizales.

Promocionan la XI Radio Teletón prensa.

Viernes 30 de mayo del 2008, p. 6a.

Recaudar fondos para fortalecer el programa de tecnología y ludoteca para el Hospital Infantil Universitario de la Cruz Roja, seccional Caldas, así como para el sostenimiento de la Fundación Alejandra Vélez, son el objetivo de la XI Radio Teletón prensa, que se llevará a cabo el jueves de la próxima semana. El certamen se realizará en el Auditorio de la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales.

Música de cámara en Manizales

La Patria – Manizales.

Avanza temporada de música de cámara.

Jueves 29 de mayo del 2008, p. 6a.

La Esfera Armoniosa, conjunto colombiano de música Antigua, es el grupo que hoy, a las 7:00 p.m., se presentará en el auditorio de la Universidad Nacional sede Manizales ubicado en el Campus Palogrande. La presentación musical hace parte de la Tercera Temporada de Música de Cámara, de la que se han realizado dos concierto este año.

Eduardo Umaña Luna

El Tiempo – Bogotá.

Eduardo Umaña L. Sociólogo

Jueves 29 de mayo del 2008, p. 1-2.

Fue uno de los profesores emblemáticos de la Universidad Nacional y el primer investigador de la violencia en el país. Al fallecer ayer, a los 77 años de edad, murió también uno de los más importantes penalistas, distinguido por sus disertaciones magistrales sobre los derechos humanos y quien proclamaba el reconocimiento de la universidad pública como centro de debate y de culto a la vida. Eduardo Umaña había nacido en 1931, en Bogotá. Hizo sus estudios en las universidades Nacional y Externado de Colombia. Obtuvo el título de doctor en derecho en 1951. Desde 1953 fue catedrático de sociología general y de derecho en la U. Nacional donde, además, creó la facultad de Sociología junto con Orlando Fals Borda y Camilo Torres. En 1962, también con Fals Borda y Germán Guzmán, publicaron el histórico libro `La violencia en Colombia'. Umaña alternó la docencia con su ejercicio de penalista, sobre todo en la defensa de presos políticos en los consejos verbales de guerra. Sus aportes al derecho, la sociología y la cultura colombiana lo hicieron merecedor del premio `Alfonso López Pumarejo'.

 

El Tiempo – Bogotá. Jueves 29 de mayo del 2008, p. 1-4. Falleció sociólogo Eduardo Umaña Luna. En 1998, cuando el profesor Eduardo Umaña Luna asistía a las exequias de su hijo, el asesinado defensor de derechos humanos Eduardo Umaña Mendoza, tomó la palabra y se dirigió a los asistentes a la Plazoleta Che Guevara, de la Universidad Nacional.

En medio de su pesadumbre se atrevió a decir que el único culpable de la muerte de su hijo era él, porque desde niño le había enseñado palabras de justicia social, de equidad, de defensa de los más pobres, de los trabajadores.

Y esas palabras las volvió a repetir hace un mes, cuando a través de un video asistió al homenaje que le hicieron en la conmemoración de los diez años de la muerte de su hijo.

 

El Espectador – Bogotá. Jueves 29 de mayo del 2008, p. 6. Falleció Eduardo Umaña Luna. El miércoles en la madrugada en Bogotá, con 85 años de edad, murió Eduardo Umaña Luna, considerado uno de los juristas más importantes del país, cuyos libros son casi lectura obligada para quien quiera conocer sobre la violencia en Colombia.

Trabajó de la mano con Orlando Fals Borda, otro de los más reconocidos investigadores nacionales. En 1959, con el entonces sacerdote Camilo Torres, promovieron la creación de la Facultad de Sociología en la Universidad Nacional, que fue también la primera en Latinoamérica.

Proyectos de Investigación para el Sector Agropecuario

El Mundo – Medellín.

La U. de A., una ganadora.

Miércoles 28 de mayo del 2008, p. B/3.

La Universidad de Antioquia, representada por Carlos Arroyave, vicerrector de investigaciones, obtuvo aprobación para 14 proyectos de investigación, tras ser una de las tras instituciones ganadoras de la Convocatoria para Programas y Proyectos de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación para el Sector Agropecuario por Cadenas Productivas, emplazado por el Gobierno Nacional. El reconocimiento se hizo también a la Universidad Nacional (Bogotá) y a la Universidad Nariño, entre 39 entidades de investigación de todo el país participantes.

Debate sobre el Estatuto Estudiantil en la UN

El Espectador – Bogotá.

 

Miércoles 28 de mayo del 2008, p. 31.

Cartas de los lectores. Opinión de Moisés Wasserman, Rector UN. Plebiscito y Universidad. El reciente movimiento de protesta en la Universidad Nacional ha generado inquietudes que merecen análisis y discusión. Una de ellas es la propuesta de plebiscitos para decidir la adopción de normas universitarias.

En un artículo reciente (por demás serio e interesante) en El Espectador, el profesor Mauricio García afirma que “para superar esos disensos hay que discutir y si la discusión no conduce a ninguna parte hay que votar”. Lo que querría decir que hay que votar siempre ya que yo entré como estudiante a la Universidad Nacional en 1964 y no recuerdo una sola decisión importante que no haya generado disensos irreconciliables.

La propuesta de tomar decisiones por votación es aparentemente democrática y despierta simpatías automáticas. En este caso las cosas no son tan sencillas. Una primera pregunta es quién debe votar. Resulta claro que en la República de Colombia deben votar todos los ciudadanos. Pero, ¿quién vota en una Universidad que es pública y Nacional?  ¿Sus estudiantes y profesores?  ¿Por qué 45.000 estudiantes y no los 400.000 aspirantes que no entraron durante los últimos 5 años o los 600.000 que no van a entrar los próximos cinco?

Otra pregunta es qué se debe votar y quién vota cuáles iniciativas. Creo que el sentido común (reconociendo sus limitaciones) dice que no deben ser precisamente los estudiantes quienes voten sobre las reglas con las cuáles ellos son admitidos, aprueban sus asignaturas, permanecen en la universidad y se gradúan, como posiblemente no deben ser los profesores quienes definan en última instancia las reglas que determinan su relación laboral con la Institución.

No son cuestiones retóricas. Son preguntas que van al corazón del problema grande, que es el del gobierno de las universidades públicas.

Un comité de representantes profesorales, estudiantiles y profesores miembros de la directiva universitaria presentarán dentro de poco un documento al Consejo Superior (producto de su trabajo durante el último año y medio), que posiblemente va a dar inicio a una discusión muy seria sobre el problema del Gobierno Universitario. El actual sistema de la Universidad Nacional es definido por Ley, de forma que no podrá ser cambiado de manera inmediata ni por decisiones administrativas ni por movimientos de protesta. Me parece que el uso exclusivo de los mecanismos que prevé la Ley es la única forma de preservar la institucionalidad y de evitar el caos. Pero este sistema sí debe ser estudiado y en un futuro seguramente modificado en el Congreso.

En el mundo se han probado y coexisten modelos muy diversos. Las universidades con un sistema de cogobierno estudiantil son muy escasas y en general han fracasado estruendosamente. El modelo que parece ser más exitoso, tanto en universidades públicas como en privadas, es el de un Consejo Superior de composición amplia y variada que define las políticas generales, decide muy poco y se reúne apenas un par de veces por año; una red o sistema de consejos académicos en todos los niveles: departamentos, áreas curriculares, institutos, facultades, sedes y nivel nacional, con participación de estudiantes, profesores y directivas académicas, red que tiene una capacidad amplia de decisión; y finalmente una dirección encabezada por un rector (a veces un presidente) que es la encargada de concretar en proyectos y programas específicos las políticas asumidas por el Consejo Superior.

Hay pues que ser cuidadoso porque no todo lo que suena a democracia realmente lo es.

 

La Tarde – Pereira. Martes 27 de mayo del 2008, p. 6A. U. Nacional, no es cosa de 'bandidos'. La Universidad Nacional lleva siete semanas en anormalidad. Como siempre sucede, se califica al movimiento estudiantil como “minoría”, “resistente al cambio”, “anacrónica”, defensora de “alumnos dinosaurios” para referirse a unos casos cuya matrícula está vigente por muchos años. El presidente Uribe, en su estilo, lo criminalizó: “No vamos a permitir que unos bandiditos, que se hacen pasar por estudiantes, destruyan la universidad”. El desprestigio dirigido busca tapar la causa real del movimiento, aislarlo, y proceder contra él con un expediente penal.

En la Nacional, desde hace más de una década, se vienen impulsando “reformas”, desde afuera y desde adentro, para modificar su misión histórica como ejemplo de la educación superior pública, de generador del conocimiento, de formador de excelencia científica, de difusor del pensamiento universal. Para lograr el funesto cometido, se ha arremetido, en primer lugar, contra su presupuesto, obligándola cada vez más a autofinanciarse, volviéndola funcional al modelo económico, y haciendo de la Universidad misma otra empresa en el mercado de la educación. Uribe le propuso como fuente de financiación que las “actividades Universidad Nacional - sector privado sean catalogadas como zona franca”. ¡Típica propuesta de los tiempos de la Seguridad Democrática!, el apéndice de “los inversionistas”, quienes, al “comprarla”, reemplazan obligaciones fiscales del Estado con ella.

También se impuso en el Plan Nacional de Desarrollo la concurrencia obligatoria de la Universidad para el pasivo pensional, y ya responde por el 5% de los aportes, se ha instaurado la privatización de los postgrados, cuyo acceso se limita a estudiantes de “estratos 5-6” por el alto costo de la matrícula. Para 2008, el 43% del presupuesto, que es de 955.000 millones, se cubrirá con recursos propios “por concepto de la venta de bienes, servicios académicos y de la extensión universitaria”. Con ello cubrirá el 90% de la inversión, el Estado sólo responde por el 80% de los gastos de funcionamiento y el 95% de las pensiones. Con esa distribución, cualquier progreso dependerá de la universidad misma; el gobierno central se excluyó. En el año 2000, por cada peso que el Estado entregaba, la Universidad colocaba 30 centavos, en 2007 ya pone 82. Entre 2000 y 2007, las transferencias del Presupuesto Nacional crecieron, en pesos reales, el 17%, los recursos generados por la Universidad lo hicieron en más del 300%.

¿Tiene que ver esto con el Estatuto Estudiantil? Las autoridades universitarias han defendido la implantación del sistema de créditos, que es punto central de la discordia, como medida de cada asignatura en los currículos para “racionalizar costos académicos”, para establecer el “contrato estudiante-universidad”. En otras palabras, organizar las áreas académicas según las demandas estudiantiles, que girarán en torno a una propuesta básica y de electivas individuales, y no acorde con un currículo que la Universidad considere que los profesionales de cada disciplina deben cubrir, que abarque el espectro académico indispensable, que incluya hasta los temas de “borde” científico al costo necesario. La nueva “cultura” decretada a la brava no es más que el reordenamiento según una canasta donde caben las demandas frecuentes del mercado, que contendrá los productos primarios, y que, como en un supermercado, no dispondrá de los caros, si su “consumo” no es rentable, como en los centro de estudios privados. ¿Será “cosa de bandidos” las reclamaciones contra esa aberración educativa que ahonda las “reformas”?

La correlación de este tipo comercial con la calidad académica es estrecha. Voces autorizadas lo indican, “limita la formación de los estudiantes al ponerlos a escoger en una lógica de mercado donde todos instintivamente optarán por graduarse rápidamente” (Álvaro Zerda, ex decano de Ciencias Económicas), “la concepción de estudios universitarios a títulos y no a formación inicial para el aprendizaje a lo largo de la vida”; (Jorge E. Hurtado, profesor titular Manizales), “los créditos también pueden tener el propósito condenable planteado en el TLC de facilitar la conversión de la educación superior en una mercancía destinada a ser controlada por las transnacionales del sector”, (Senador Robledo, profesor 25 años en la U. Nal.); las consultas amplias y democráticas como la adelantada en la facultad de Ciencias Económicas, que dijeron que un 83% no está de acuerdo con el Estatuto y que un 87% pidió ser consultado al respecto mediante un plebiscito. ¿Acaso acá ese 80% sí son “unos bandiditos”?

 

La Libertad – Barranquilla. Martes 27 de mayo del 2008, p. 9A. Declaración de la Asamblea Nacional de Estudiantes. Delegaciones de las cuatro sedes de la Universidad Nacional de Colombia reunidos en la sede Bogotá, discutimos la situación actual del movimiento universitario ante la crisis que vive hoy nuestra universidad y tomamos las siguientes definiciones:

1. Ratificar las exigencias consignadas en el pliego nacional que ha venido demandando el movimiento universitario de la Universidad Nacional en los últimos meses, exigiendo la derogatoria del Acuerdo 008 del 15 de abril de 2008. Un Acuerdo que fue impuesto a la comunidad universitaria, desatendiendo la voluntad de la comunidad académica que clama por la construcción democrática de las reformas que determinan el futuro y el rumbo de la Universidad Nacional. El contenido de este Acuerdo profundiza la política privatizadora y con ello la exclusión y la desigualdad que promueve se ha venido imponiendo en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, bajo los contenidos de la llamada "Revolución Educativa" que precisamente busca adecuar la educación superior a los requerimientos de las transnacionales y de las universidades corporativas.

2. La Asamblea propone a través del consenso de las cuatro sedes, impulsar un plebiscito de carácter vinculante que se configure en el elemento derogatorio del Acuerdo. Es indispensable que en una universidad que se reclama democrática, las principales determinaciones sean acogidas a la luz de las definiciones de la mayoría de la comunidad universitaria, en un ejercicio de deliberación y decisión pública, dando ala población universitaria la real dimensión de las implicaciones concretas de cada artículo y el sentido integral que relaciona los contenidos de estos artículos con el modelo de universidad que requiere Colombia. Por tanto es preciso que la construcción del estatuto sea un proceso democrático que recoja las propuestas elaboradas desde los semestres, las carreras y las facultades de todas las sedes de nuestra universidad.

Santiago García, director del Teatro La Candelaria, en la UN

El Tiempo – Bogotá.

García revive su huella en la UN.

Miércoles 28 de mayo del 2008, p. 2-4.

Hasta el 30 de mayo, la Universidad Nacional rinde homenaje a Santiago García. García dirigió en la Nacional cuando el teatro universitario estaba en su momento más alto. "Se volvió más de vanguardia que el teatro profesional", comenta. Allí tenía todos los medios que necesitaba. Si quería una escenografía le decía a Dicken Castro, el célebre diseñador gráfico que le hizo la de Galileo. Si quería asesoría sobre temas históricos o sociológicos, estaban algunos de los mejores profesores del país. "Fue un momento frustrante cuando salí de la universidad porque teníamos la oportunidad de hacer un teatro muy elaborado con muy buenos actores. Lo único era que se ganaba libertad".

Interuniversitarios en Manizales

La Patria – Manizales.

La U. de Caldas y la Nacional dominan los Interuniversitarios

Martes 27 de mayo del 2008, p. 9a.

La Universidad de Caldas y la Universidad Nacional son, hasta ahora, las instituciones más destacadas en los Juegos Interuniversitarios 2008, justa que ya ha coronado a varios de sus campeones.

Proyectos de investigación en el sector agropecuario

La Patria – Manizales.

Convocatoria para proyectos de investigación.

Martes 27 de mayo del 2008, p. 6a.

La Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales, tiene abierta la convocatoria para la Cofinanciación de Programas y Proyectos de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación para el Sector Agropecuario por Cadenas Productivas con énfasis en Oferta Alimentaria, 2008. Hay plazo hasta el próximo 27 de junio. La invitación es realizada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Informes: 8879300, extensiones: 50193 y 50172, correo electrónico: dima_man@unal.edu.co

Conferencia Anual de Estudios del Caribe en San Andrés

La Libertad – Barranquilla.

Conferencia anual.

Martes 27 de mayo del 2008, p. 7A.

Del 26 al 30 de mayo se realizará la Trigésima Tercera Conferencia Anual de la Asociación de Estudios del Caribe, organizada con el apoyo logístico de la Universidad Nacional de Colombia, sede caribe. Durante el evento se trataran temas como la unidad y diversidad del caribe y los aportes de las diásporas caribeñas a la integración regional. Allí se identificará cuál es el papel que juega la cuestión de la identidad política racial en las divisiones regionales.

Clausura de Talleres de Formación Artística en la UN

El Periódico – Bogotá.

Clausuraron talleres de formación artística en la Universidad Nacional.

Martes 27 de mayo del 2008, p. 6B.

Grupos de salsa, merengue y guitarra popular se presentaron en la Concha Acústica de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá (UN) como clausura de 19 talleres de formación artística organizados durante el primer semestre de 2008.

Efectos del herbicida Paraquat en peces

Diario del Otún – Pereira.

Daños.

Domingo 25 de mayo del 2008, p. 4C.

La evidencia de daños en las branquias y el hígado de cachamas fue uno de los primeros resultados que, sobre la acción tóxica de concentraciones de glifosato en peces, obtuvo el grupo de investigación en Toxicología Acuática y Ambiental de la Universidad Nacional. Ahora los investigadores hallaron que el herbicida también afecta los sistemas nervioso y respiratorio de los peces. Resultados similares obtuvieron con otro herbicida peligroso: el paraquat.

Debate sobre el Estatuto Estudiantil en la UN

El Tiempo – Bogotá.

Opinión de Francisco Cajiao. El movimiento del 68. Las utopías traicionadas.

Martes 27 de mayo del 2008, p. 1-21.

Hace 40 años, miles de jóvenes franceses se lanzaron a las calles haciendo explotar una bomba de nuevas concepciones de la vida, exigencias al mundo adulto, desafíos a una cultura enclaustrada en el autoritarismo. "La imaginación al poder" fue la consigna más significativa de una juventud que se rebeló contra un conocimiento anquilosado en las cátedras y una gerontocracia que había fabricado la barbarie de la segunda guerra mundial. "Olvídense de todo lo que han aprendido. Comiencen a soñar" era otra de las consignas de la época. Y abrieron un boquete a la represión sexual, se abrieron paso los movimientos indígenas, feministas, ecologistas y estudiantiles, que estaban confinados a los pocos que tenían la audacia de desafiar al sistema.

En estos días, la Universidad Nacional y la inmensa mayoría de sus estudiantes resultan bloqueados por activistas que reclaman la permanencia de lo viejo (un estatuto con 30 años) y el derecho a usufructuar eternamente los bienes públicos sin considerar que miles de jóvenes aspiran a esos cupos que monopolizan unos cuantos vagos de profesión... El lema utópico de estos progresistas revolucionarios podría ser "Denme todo, no me pidan nada". Pero ¿qué proponen? ¿Qué utopía de sociedad tienen los encapuchados? Si les entregaran la universidad, ¿qué harían con ella? ¿Y qué piensan las mayorías silenciosas? ¿Se habrán dado cuenta de que, más allá de la malla, hay un país en el que no aparecen nuevas utopías que resuelvan los graves presagios que se ciernen sobre los ideales de participación democrática?

La universidad pública no es un lujo: es una necesidad para que florezcan la libertad, la crítica social, la investigación, el progreso de la cultura. Por eso, no es admisible que minorías de desadaptados sigan deslegitimando el progreso de estas instituciones, que constituyen la única oportunidad para miles y miles de jóvenes que no pueden sufragar los costos de las universidades privadas.

 

El Tiempo – Bogotá. Martes 27 de mayo del 2008, p. 1-20. Opinión de Fredi Becerra Mosquera. No suspender el semestre. Señor Director: Llevamos mes y medio sin que haya clases en la Universidad Nacional y no se vislumbra ninguna solución. Esto perjudica a 40.000 estudiantes y a sus padres. El rector, el Consejo Superior de la Universidad, el Icfes y el Ministerio de Educación no se pronuncian públicamente sobre su estado y soluciones. Los estudiantes siguen esperando.

El semestre no se puede perder. Las graves consecuencias son muchas. Suspender medidas arbitrarias y seguir dialogando es la solución. Los estudiantes deben desbloquear las entradas a las aulas y utilizar el cerebro en lugar de la violencia, que nos tiene hastiados.

 

Revista Semana – Bogotá. Lunes 26 de mayo del 2008, p. 52. Reforma y discordia. Detrás de la nueva pelotera en la Universidad Nacional, hay una discusión de fondo: cómo se deben preparar los estudiantes para el siglo XXI.

El Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía lleva varias semanas apostado en las afueras de la Universidad Nacional en Bogotá. Los hombres, uniformados con trajes de protección, tienen la orden directa del presidente Álvaro Uribe de replegar cualquier intento de asonada y de judicializar "cuanto antes" a quienes intenten alterar la tranquilidad en la ‘Ciudad Blanca'. Un importante número de estudiantes tiene desde hace varias semanas bloqueada buena parte de los edificios, lo que impide el normal desarrollo de las actividades académicas.

La situación en la principal universidad del país está tan complicada, que el rector, Moisés Wasserman, anunció la semana pasada la posibilidad de cancelar el semestre académico en aquellas facultades donde los bloqueos de los estudiantes no han permitido avanzar.

La actual problemática es el último capítulo de una batalla de varios años que tiene enfrentadas dos visiones de universidad. De un lado están las directivas, que han bus-cado crear un sistema más eficiente y flexible que les permita a los estudiantes cursar su carrera más rápido, pero con la posibilidad de engancharse de inmediato con un posgrado. Es una tendencia mundial.

Del otro lado está el movimiento estudiantil y buena parte de los profesores y empleados sindicalizados, que han visto en estas reformas el comienzo de una privatización, y por ello defienden el modelo de formación tradicional de la universidad.

El punto que desató el actual conflicto es el Acuerdo 008 de 2008, por medio del cual se adoptó el nuevo estatuto estudiantil, que entrará a regir a partir del primer semestre de 2009 y cambiará el actual modelo académico. Mientras ahora los estudiantes deben tomar mínimo un tercio de las asignaturas que les ofrece su carrera en cada semestre y las adicionales que quieran, siempre y cuando tengan disposición de horarios, el nuevo estatuto le pone límites a esta situación.

Este, que según las directivas fue discutido en los últimos tres años, establece la unidad de créditos como un activo que el estudiante debe administrar en el curso de su carrera. Los muchachos recibirán un paquete determinado de créditos que irán agotando a medida que avanzan, ya que cada asignatura corresponde a un valor determinado de créditos. Al tiempo que avanzan en su carrera, los estudiantes tienen la posibilidad de engordar otra bolsa paralela de créditos que les permite tomar materias de interés que no estén en el currículo normal o incluso, ahorrarlos para aprovecharlos en un posgrado más adelante.

Los estudiantes lo rechazan porque no fue consultado con la comunidad y porque, según ellos, en caso de ponerse en práctica, podría llevar a la 'Nacho' a dejar de ser la mejor universidad del país.

El profesor Álvaro Zerda, decano de la facultad de ciencias económicas y opositor de la medida, cree que el modelo de bolsa de créditos limita la formación de los estudiantes al ponerlos a escoger en una lógica de mercado en donde todos instintivamente optarán por graduarse rápidamente. "Lo más grave es que se refuerza el imaginario colombiano de las últimas décadas que cree que lo que vale es tomar el camino más corto, los atajos y la ganancia rápida, sin importar el cómo".

La vicerrectora académica, Natalia Ruiz, afirma que el nuevo modelo "privilegia la libertad de cátedra, la reciprocidad entre la institución y los estudiantes, quienes tendrán la autonomía para llevar las riendas de su formación". Con esta fórmula se les pondrá coto a los 'eternos' estudiantes que se gastan décadas en cursar una carrera. "Hoy tenemos tres personas que están matriculadas desde 1975, llevan 32 años estudiando", dice la vicerrectora Ruiz.

Ese argumento es rechazado por los opositores del estatuto. Dicen que son tres casos excepcionales en una universidad de 45.000 estudiantes donde el 65 por ciento tiene un desempeño entre excelente y bueno.

Pero esa imagen de estudiantes serios es opacada por las acciones de hecho y no facilita el debate. Si en realidad tienen razón, deben comenzar por regresar a clases, ganar la discusión por la fuerza de sus argumentos y no a la brava.

 

El Mundo – Medellín. Lunes 26 de mayo del 2008, p. A/3. Opinión de Bernardo Trujillo Calle. Rector Wasserman, ¡apague ya ese fogón! Por el momento la anormalidad académica se circunscribe a los predios de la U. Nacional en sus cuatro sedes. Se discute una reforma del estatuto que la rige desde 1977, la cual toca puntos básicos de la vida estudiantil.

Lo que sigue si no se le pone fin al inicial desorden, va a ser el estallido de un paro general que involucrará todas las universidades estatales por eso de la solidaridad cuando se rompe la armonía entre directivas y estudiantes por motivos reales o supuestos que ataquen lo que ellos consideran derechos suyos fundamentales. Estos temas son en extremo sensibles y hallan positiva respuesta en la mayoría del estamento, por naturaleza propenso a asumir como propias estas causas que defienden con decisión y no siempre pacíficamente, pues la anormalidad académica, frase eufemística, en su lenguaje significa inasistencia a clases, foros de discusión abiertos, saboteo a estudiantes y profesores esquiroles, formación de grupos de choque y con frecuencia, destrucción de bienes que sirven a la institución.

En la arrogancia rectoral, a veces estos personajes se olvidan de un hecho importante. Se olvidan que pertenecen a una comunidad que es la suma de estudiantes (en este caso cerca de 50 mil), profesores, Consejos, empleados y trabajadores de base con alto poder de determinación. Ese olvido es causa de enfrentamiento que, al generalizarse, llegan a paralizar las actividades académicas en su casi totalidad. A veces con muertes de estudiantes o policías. Es que no se pueden asimilar las universidades estatales a las privadas o, si se quiere, a las confesionales. Las distancian hondas razones filosóficas y de comportamiento y hasta de los reglamentos que las rigen. La universidad estatal, más que cualquiera otra, es el ágora por excelencia para promover en el nivel más alto de las controversias intelectuales los temas sociales y políticos que no se pueden dar en la calle, ni en las plazas públicas y ya ni en los cuerpos colegiados sumidos en las peores prácticas politiqueras en el peyorativo sentido que hoy le damos. Allí campea al desnudo tanto el impúdico trueque de votos por prebendas, como la rapacidad sobre el presupuesto en las formas más diversas y reprochables. El Congreso hoy, con honrosas excepciones, es una muestra de lo que no debe ser el recinto de las leyes, santuario de la democracia.

Los estudiantes de la U. Nacional y parte importante del profesorado, se oponen al estatuto que las directivas, al decir suyo, les quieren imponer sin sujeción a las prudentes normas de la consulta con la comunidad entera. Por eso lo han llamado el “estatuto de la discordia” que, por lo visto, no va a pasar sin una previa depuración y aprobación de quienes se consideran los afectados. Es una utopía dar por buena y de aceptación pacífica esta reforma bautizada engañosamente “Revolución Educativa” si la mayoría de los estudiantes (no un pequeño grupo como dice el rector) que no tienen nada de tontos, la ven orientada a “la profundización de la política privatizadora” del gobierno. Los cupos de crédito, el plan de transición, la asistencia a clase, la cancelación de asignaturas y de semestre, las calificaciones y exámenes de admisión, las evaluaciones etc., según se informa en la prensa, se han constituido en los puntos neurálgicos de la crisis, por ahora, conjurable con buena voluntad de parte y parte. Son las pequeñas hogueras que, atizadas desde posiciones radicales, se convierten en incendios devastadores, sin que valga que a las puertas de la U. se instale el pelotón antimotines y que desde la rectoría se anuncien sanciones drásticas de expulsiones, cierres de semestre y cuanto signifique represión, como la toma de los predios por la fuerza pública.

La U. se ha manifestado en nueve de las once facultades, a favor de sostener el paro y convocar a un plebiscito interno que defina la vigencia o derogatoria del Acuerdo 008 de 2008. Las cuatro sedes lo están proponiendo. Y si es cierto que la mayoría aprueba el Acuerdo, no se ve razón para no acogerlo. Es que la Constitución del 91 trajo normas de participación democrática. La tesis es sencilla: “...el ciudadano común está comenzando a ser consciente de que su opinión y sus votos son importantes, no sólo en el escenario electoral, sino también en otros. En la industria, en el comercio, “en las universidades” están reclamando el derecho a participar o a ser consultados sobre decisiones que afectan sus condiciones de vida o trabajo”.

Aquello de “magíster dixit”, señor rector, pasó a ser pieza de museo con la muerte de Aristóteles. Pise blando, señor rector, que el suelo universitario, usted lo sabe, es resbaladizo.

 

Hoy Diario del Magdalena – Santa Marta. Sábado 24 de mayo del 2008, p. 4A. Editorial. Sospechosas protestas. De manera sospechosa se vienen presentando en diferentes ciudades del país protestas de estudiantes universitarios, detrás de las cuales se esconden oscuros intereses y propósitos.

No hay discusión alguna que bajo este Gobierno la universidad pública ha conseguido lo que por lo menos 5 administraciones atrás le negaron en todos los sentidos. Por eso la alteración de labores académicas en varios claustros y entre ellos la Universidad Nacional, le está causando un detrimento desproporcionado. Y desde luego el perjuicio para millares de estudiantes es inconmensurable, así como es de una gravedad extrema el daño económico, social y cultural que se le inflige al primer establecimiento de educación superior del país y por ende a la universidad pública.

En varias universidades se observa hoy un ambiente hostil donde prevalece, desafortunadamente, una minúscula y reducida minoría representados por grupos radicales e intolerantes que han impedido la expresión de las mayorías y lo que debería ser una controversia civilizada, en la cual pudieran exponerse sin presiones ni intimidaciones todos los puntos de vista favorables o adversos al nuevo estatuto, ha sido el motivo principal de la protesta.

La actualización de tal estatuto se ha considerado una necesidad desde hace varios años. Han seguido rigiendo ciertas normas insuficientes, desconectadas del contexto de la educación superior. El sistema de créditos por semestres, la regulación de los motivos de cancelación de matrícula y otras disposiciones académicas y disciplinarias han dado pábulo a un movimiento que ha desbordado los límites del marco de acción respetuoso y tolerante hasta convertirse en una demostración de sectarismo e intransigencia que riñe con principios esenciales de toda institución. Ni el cierre de los canales de diálogo, ni mucho menos el vandalismo pueden ser procedimientos aceptables en la vida universitaria, pero parece que ese ha sido el dogma con el cual algunos “emperadores de barro” lograron lavarle el cerebro a los jóvenes que se han equivocado de camino.

Es lógico suponer que además del malestar por determinadas normas del nuevo estatuto en algunos sectores del estudiantado, al conflicto actual se le sumen las tensiones generacionales y otros componentes que, en un clima de confrontación, se vuelvan explosivos. Han reaparecido la invocación de una autonomía mal entendida que rechaza todo lo que se parezca a las universidades del primer mundo y lo confunde con penetración colonialista, el ritornelo falaz de la privatización y la aversión a un sector productivo que en sano criterio no tiene por qué estar distante ni ajeno y, en el fondo, la pugna de fuerzas estimulada desde el exterior del medio universitario por la situación coyuntural de la política y la forma en que algunos actores han sido afectados por la estrategia gubernamental de seguridad democrática.

Todos esos elementos podrían integrar una agenda de discusión. Sin embargo, plantear el debate inteligente y fructífero en las circunstancias actuales ha sido ilusorio. Núcleos beligerantes lo han boicoteado. No permiten la libre deliberación sobre los temas de interés general, ni mucho menos el desenvolvimiento normal de las actividades docentes y ello está ocasionando un retroceso que malogra los frutos alcanzados en varios años de trabajo por la calidad de la educación superior como servicio público irrenunciable.

 

La Verdad – Cartagena. Sábado 24 de mayo del 2008, p. 6A. Sin definir semestre en la Nacional. La incertidumbre se sigue sacando la máxima nota en la Universidad Nacional, pues todavía las directivas de la Entidad Educativa en Bogotá continúan con el proceso de evaluación de los programas que podrían ser cancelados ante la irregularidad de la dinámica académica.

En Medellín no hay bloqueos, no se han presentado disturbios, y las manifestaciones sociales como cacerolazos, realizados esta semana, han sido calmados, mientras tanto el vicerrector Oscar Almario García insiste en reanudar las clases.

 

El Espectador – Bogotá. Sábado 24 de mayo del 2008, p. 34. Opinión de Mauricio García, profesor UN. La Universidad Nacional.Oponerse a un gobierno no es lo mismo que sublevarse contra un tirano. Lo primero se llama disenso, lo segundo se llama rebelión. Ambas actitudes se oponen al poder político, pero mientras la primera lo hace en defensa de las instituciones, la segunda lo hace contra ellas, para reemplazarlas. Pero en Colombia la frontera entre ambas actitudes suele ser muy difusa. Una muestra de esto es lo que sucede actualmente en la Universidad Nacional.

La reciente parálisis de la Nacional se originó en una propuesta de reforma del Estatuto Estudiantil, vigente desde 1977. Ese estatuto habla de asuntos disciplinarios, de la duración de las carreras, de los derechos y deberes de los estudiantes, etc. En cualquier universidad del mundo una reforma de estas habría pasado inadvertida. Pero en la Nacional dio lugar a un movimiento estudiantil que bloqueó los edificios, dañó la infraestructura y congeló la actividad universitaria durante casi dos meses. Los líderes del bloqueo justifican sus acciones con el argumento de que sólo así era posible movilizar a una mayoría de estudiantes apáticos y sin conciencia política.

La actitud de los estudiantes que bloquean los edificios se parece mucho a la de quienes se rebelan contra un tirano. Como piensan que las directivas son autoritarias —y neoliberales— justifican el uso de la violencia, como lo justifica un pueblo sublevado contra un déspota. Por eso no aceptan los canales institucionales de participación y se inventan unos paralelos.

Si las autoridades de la Universidad fueran despóticas, yo sería el primero en justificar el bloqueo. Pero no creo que ese sea el caso. Hay, claro, discrepancias sobre la bondad de la reforma, es decir, hay disensos. Tampoco niego que los disensos puedan justificar paros o protestas callejeras. A lo que me opongo es al bloqueo sistemático, intransigente y prolongado, como mecanismo para resolver disensos que involucran muchas posiciones.  

Para superar esos disensos hay que discutir y si la discusión no conduce a ninguna parte, hay que votar. Cuando los problemas no pueden ser planteados en blanco y negro, cuando los matices son importantes, cuando no estamos en un entorno de amigos contra enemigos —es decir de rebelión popular—, el único mecanismo adecuado para resolver las diferencias es el voto. Los movimientos estudiantiles —sin duda saludables en la vida académica— deberían estar fundados en la voluntad de las mayorías. Es mucho mejor justificar una idea en el hecho de que la mayoría la apoya, que en la afirmación de que el grupo que la apoya tiene la verdad. Por eso creo que en el movimiento estudiantil debería haber menos asambleas y más urnas.

Creo, además, que quienes bloquean e impiden que las reformas salgan adelante no tienen en cuenta la estrategia de los enemigos de la universidad pública. Ella consiste en esperar pacientemente hasta que la degradación de las instituciones estatales —el Seguro Social es sólo un ejemplo—  llegue a tal punto que sus argumentos se conviertan en una alternativa aceptable y, entonces, cuando llegue ese momento, dar el zarpazo de la privatización.

Por eso, paradójicamente, los amigos de los bloqueos en las universidades públicas son, a la larga, perfectamente funcionales a los propósitos solapados de los enemigos de la educación pública, ellos sí dispuestos a convertirse en verdaderos tiranos.

 

La Opinión – Cúcuta. Viernes 23 de mayo del 2008, p. 5A. Cerca de 5.000 estudiantes de universidades públicas marcharon. Cerca de 5.000 estudiantes de las universidades públicas de la ciudad, Nacional, Pedagógica y Distrital, marcharon pacíficamente hasta la Plaza de Bolívar en el centro de Bogotá, ayer al medio día. Con este acto, los estudiantes quisieron mostrar "que pese a los inconvenientes por los que atraviesan las sedes de la Universidad Nacional del país, debido a la reforma del Estatuto Estudiantil, internamente se mantiene una unión entre los estudiantes", señaló uno de los representantes estudiantiles de la Universidad Nacional, Andrés Pulido.

 

El Universal – Cartagena. Viernes 23 de mayo del 2008, p. 12A. Marcha en apoyo a la Nacional.

 

La Patria – Manizales. Viernes 23 de mayo del 2008, p. 3a. U. Nacional, aún sin clases. Estudiantes se ratificaron en asamblea permanente. A las 2:00 de la mañana de ayer se terminó el debate de la asamblea estudiantil de la Universidad Nacional. 338 votos por seguir sin clases se impusieron ante a los 334 que pretendían sumarse a la convocatoria de normalidad académica.

El representante estudiantil ante el Consejo de Sede en Manizales, Fabio Édisson Cuéllar Urego aclaró que lo que se busca, independientemente de los medios y de las formas de lucha es la solución del problema. “El asunto no radica en si vamos o no a clase sino en nuestra posición de rechazo al Estatuto Estudiantil”.

Durante la asamblea del pasado miércoles, que se extendió por siete horas, el Vicerrector de Sede, William Ariel Sarache Castro, se hizo presente para convocar a los estudiantes a clases bajo ciertas garantías académicas y garantizando los espacios de discusión necesarios.

Cuéllar Urrego destacó la actitud del Vicerrector para buscar una solución entre la comunidad, pero señaló que “no había la suficiente seguridad de que el Rector apoyara algunas de sus propuestas, por lo cual estaba entre la espada y la pared”.

Ayer se realizaron reuniones por carrera para debatir el Estatuto Estudiantil y para comunicar que la decisión de permanecer en Asamblea Permanente aplica para todos los estudiantes. Hoy habrá una asamblea informativa, pero según el representante, el horario no se ha definido debido a los problemas con el auditorio.

Nuevo calendario académico en la UN

El Tiempo – Bogotá.

Universidad Nacional reforma agenda académica.

Domingo 25 de mayo del 2008, p. 7.

La Rectoría de la Universidad Nacional expidió cuatro resoluciones para modificar los calendarios académicos de los dos semestres del 2008 en las sedes de Bogotá, Medellín, Manizales y Palmira, estos incluyen las fechas de terminación de clases, exámenes, vacaciones, matrículas y grado, tanto de pregrado como de posgrados. La decisión se tomó luego de varias semanas de protestas por la reforma estudiantil.

El Mundo – Medellín. Sábado 24 de mayo del 2008, p. A/10. Universidad Nacional modificó calendarios. Cambios afectan a las cuatro sedes del país.

El Colombiano – Medellín. Sábado 24 de mayo del 2008, p. 14a. Nuevo calendario para la U. Nacional.

La Patria – Manizales. Sábado 24 de mayo del 2008, p. 8a. U. Nacional de Manizales, a clases. Rectoría General modificó calendario académico.

La Opinión – Cúcuta. Sábado 24 de mayo del 2008, p. 4B. Universidad Nacional modificó calendario académico en 4 sedes.

El Periódico – Bogotá. Sábado 24 de mayo del 2008, p. 3A. Cambia calendario en Universidad Nacional.

El País – Cali. Sábado 24 de mayo del 2008, p. 12A. La Nacional de Palmira, con otro calendario.

Nuevos Decanos en la UN

La República – Bogotá.

Nombramiento decanos universidad. Bogotá U. Nacional.

Martes 27 de mayo del 2008, p. 6B.

El Consejo Superior Universitario, CSU, de la Universidad Nacional de Colombia expidió la Resolución 018 de 2008 por medio de la cual nombró a los 21 decanos de la Institución para el periodo del 15 de junio del 2008 al 14 de junio del 2010. En la Resolución, el CSU informó que se cumplieron los cronogramas y los procedimientos exigidos para los nombramientos de los decanos (as). Informes: (1) 3165458.

El Periódico – Bogotá. Viernes 23 de mayo del 2008, p. 2B. Nuevos decanos de la Universidad Nacional.

Panorama de la ciencia en Colombia

Portafolio – Bogotá.

Ciencia colombiana aún no despega.

Martes 27 de mayo del 2008, p. 26.

Proyecto de ley para aumentar recursos de investigación e impulsar la ciencia en el país cursa en el Congreso. La iniciativa, radicada el año pasado, es una clara muestra de que Colombia nota la incidencia de la investigación en el desarrollo y la competitividad.

Según un estudio publicado por el periódico de la Universidad Nacional, en los últimos 40 años solamente 711 patentes avaladas por alguna institución colombiana, o con por lo menos uno de sus investigadores de origen colombiano, fueron registradas en bases de datos de patentes internacionales.

Y en cuanto a las publicaciones de investigadores nacionales en revistas contenidas en índices internacionales, en el 2006 hubo un total de 985 y, aunque fue el más productivo de los últimos cinco años, aún es poco si se coteja con los más de 17.000 de los brasileros o con los 5.000 de los mexicanos.

Proyectos de investigación en el sector agropecuario

El Nuevo Siglo – Bogotá.

$69 mil millones para investigaciones científicas.

Lunes 26 de mayo del 2008, p. A21.

El Gobierno destinará 69.700 millones de pesos para cofinanciar 185 proyectos de investigación científica que habían sido evaluados en la Convocatoria Nacional para la Cofinanciación de Programas y Proyectos de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación para el Sector Agropecuario por Cadenas Productivas 2008.

Las entidades con mayor participación fueron Corpoica con 61 proyectos, Universidad Nacional con 25 proyectos, Universidad de Antioquia con 14 proyectos, Universidad de Nariño con 10 proyectos, CONIF con 10 proyectos, Universidad Jorge Tadeo Lozano con 5 proyectos y el Instituto Sinchi, con 4 proyectos. Estas entidades contribuyen con el 76 por ciento de las propuestas consideradas aprobables.

Nuevo jefe máximo de las Farc

El País – Cali

"Cano", un político que prefirió la guerra.

Lunes 26 de mayo del 2008, p. 3.

Alias ‘Alfonso Cano’ adelantó estudios de secundaria en Bogotá, además de haber cursado, sin terminar, estudios de derecho y de antropología en la Universidad Nacional de Colombia.

El Espectador – Bogotá. Lunes 26 de mayo del 2008, p. 10. De las calles de Bogotá al monte.

El Universal – Cartagena. Lunes 26 de mayo del 2008, p. 2A. Cano asume riendas de las Farc.

El Heraldo – Barranquilla. Domingo 25 de mayo del 2008, p. 6A. ‘Alfonso Cano’ sería el nuevo comandante de las Farc.

El Mundo – Medellín. Domingo 25 de mayo del 2008, p. A/7. “Cano”, reemplazo de alias “Tirofijo”.

Campeonato de Karate-Do en la UN

El Periódico – Bogotá.

Veinte universidades se enfrentaron deportivamente.

Lunes 26 de mayo del 2008, p. 6B.

Organizado por la división de Recreación de Deportes, de la Universidad Nacional de Colombia (UN) sede Bogotá, se cumplió el Campeonato de Karate-Do. Este certamen congregó a los mejores representantes de esta disciplina de 20 universidades de todo el país, en las categorías júnior, juvenil, mayores, senior y senior master.

La Opción,

por un modelo productivo basado en ciencia y tecnología

La Patria – Manizales.

Buscan un modelo productivo basado en la ciencia y la tecnología.

Domingo 25 de mayo del 2008, p. 7a.

Colombia destina solo el 0,37% del PIB a ciencia y tecnología; se aspira llevar esa cifra al 1% para el 2010. La innovación adquiere mayor peso. Propone elevar a Colciencias a la categoría de departamento administrativo, como lo es Planeación Nacional.

El proyecto de reforma a la Ley de Ciencia y Tecnología que cursa en el Congreso de la República pretende crear en el país un nuevo modelo productivo, mediante el cual Colombia sea capaz de enfocar su economía en la generación de productos con valor agregado.

El tema está cobrando la más alta importancia, e incluso cinco de las universidades más prestigiosas del país (de Antioquia, del Cauca, Nacional de Colombia, Industrial del Santander y del Valle) se unieron en un proyecto impreso denominado La Opción, para difundir el tema en la opinión pública y promover la aprobación de la propuesta en el legislativo, la cual cambiará la Ley 29 de febrero de 1990, promulgada durante el gobierno de Virgilio Barco.

Maestría en Escrituras Creativas en la UN

El Espectador – Bogotá.

Escritores con canas al aire.

Domingo 25 de mayo del 2008, p. 68.

El mexicano Hernán Lara Zabala y los argentinos Noé Jitrik y Tununa Mercado se las ingenian para continuar vigentes en un mundo lleno de estrellas y best sellers. Y tanto siguen en la mira de los lectores que estuvieron en Colombia para asumir sus papeles de docentes en la Maestría en Escrituras Creativas de la Universidad Nacional de Colombia, dirigida por Azriel Bibliowicz.

Impulso a la capacitación técnica agropecuaria

El Periódico – Bogotá.

Dos ministerios unidos por un solo objetivo.

Domingo 25 de mayo del 2008, p. 6A.

El fortalecimiento de la formación y el mejoramiento de la competitividad del campo colombiano, es una de las prioridades de las carteras de Educación y Agricultura.

Aquí también ha jugado un papel preponderante la participación de las instituciones universitarias, entre ellas la Universidad de Nariño, la Universidad de Antioquia y la Universidad Nacional de Colombia, a las que se entregó un reconocimiento económico por su trabajo en pro del mejoramiento de la competitividad del agro colombiano.

Entrevista a Socorro Ramírez, docente de la UN

El País – Cali.

“Una guerra es impensable, pero no imposible”.

Domingo 25 de mayo del 2008, p. 2.

Socorro Ramírez, una de las mayores conocedoras de la situación venezolana, advierte sobre las implicaciones que podría tener el conflicto con ese país.

Serie de televisión universitaria

La Tarde – Pereira

Productoras de televisión lanzan serie de televisión pública.

Sábado 24 de mayo del 2008, p. 3B.

Hoy, el Ministerio de Cultura presentará al público su primera serie de televisión de alto impacto titulada "Coja Oficio". La serie es una coproducción sobre diversidad cultural que busca exaltar la vida de muchos colombianos que a través de su trabajo contribuyen a la construcción del país.

Curso de lectoescritura

El Periódico – Bogotá.

Universidad Nacional promueve la lectoescritura de forma didáctica.

Sábado 24 de mayo del 2008, p. 6B.

Acercar a los estudiantes al apasionante mundo de la lectoescritura, es uno de los objetivos del curso que la Universidad Nacional ha preparado para niños entre los 8 y 12 años de edad.