Medios Impresos

Debate sobre el Estatuto Estudiantil en la UN

El Espectador – Bogotá.

El cambio en la Universidad Nacional.

Viernes 23 de mayo del 2008, p. 30.

Editorial. El cambio en la Universidad Nacional. En la mayoría de los países las universidades están cambiando y Colombia no es la excepción. Su rol de refugio intelectual y moral de la sociedad evoluciona hacia un papel más protagónico en el campo científico, tecnológico y cultural.

Estos cambios, además de inevitables, no se dan sin traumatismos. Los responsables de la política educativa proponen alternativas para la reorganización de la función universitaria, que no siempre cuentan con la simpatía de los estamentos estudiantiles, recelosos, con o sin razón, de lo que se esconde tras las propuestas modernizantes. Los profesores, por su parte, cansados de las exigencias administrativas y las trabas burocráticas, tampoco se sienten inclinados a apoyar las innovaciones de las directivas universitarias.

Es lo que está ocurriendo —aunque con un comportamiento enteramente errático por parte de algunos sectores de estudiantes que se autoproclaman mayoritarios— en la Universidad Nacional con motivo de la reforma del estatuto estudiantil aprobada en abril por el Consejo Superior, que permite la doble titulación e impide, entre otras cosas, la permanencia eterna en el claustro sin referencia alguna a un promedio mínimo de calificaciones. La oposición de los inconformes —en la que también se cuentan algunos profesores— a lo que consideran un complot adelantado por un modelo neoliberal y privatizador orquestado desde el gobierno del presidente Álvaro Uribe, ha degenerado en lamentables hechos de violencia e intimidaciones contra los estudiantes y profesores deseosos de continuar con sus clases.

El rector, Moisés Wasserman, y el Consejo Superior han respondido a las manifestaciones recordando que el estatuto en cuestión ha sido debatido por un espacio de tres años, en diferentes escenarios y con la participación de los alumnos que han deseado intervenir. Los opositores, por su parte, se han mantenido en el rechazo y la impugnación a pesar de que a la fecha de hoy no se conocen sus propuestas más allá de la apelación a la figura de un plebiscito que, dicho sea de paso, carece de sentido y supone el desconocimiento abierto de las funciones para las cuales fueron elegidos el Consejo Superior y el rector.

Argumentan los opositores, sin razón alguna, que el estatuto que entrará en funcionamiento en abril —y sobre el que todavía les es permitido opinar— vulnera sus derechos, cuando lo cierto es que la permanencia en el claustro de manera indefinida es, esa sí, una causal grave de violación a los derechos constitucionales a la educación a que tienen el resto de colombianos que deseen entrar a la universidad pública.

La situación condujo a que las directivas consideren la cancelación selectiva de los cursos que no hayan cumplido con el número de horas necesarias para completar el 80% de lo estipulado y el semestre académico, que estuvo en riesgo, continuará su curso normal para beneficio de los alumnos de estratos más bajos que se habrían visto perjudicados ante el posible cese de las actividades.

Más allá del estatuto estudiantil, que esperamos se resuelva sin recurrir a más violencia, lo cierto es que falta liderazgo para jalonar propuestas audaces en materia educativa. La educación superior requiere cambios y el mayor de ellos debe surgir del diálogo con el conjunto de la sociedad, para cuestionar su rol actual y debatir su aporte futuro. Los cambios, en ese sentido, no deben limitarse apenas a buscar una mayor sintonía con las necesidades del nuevo entorno económico.

Si bien es cierto que la sociedad debe plantearle sus necesidades, la Universidad debe también llamar la atención de la sociedad frente a los grandes retos que enfrenta. La institución tiene mucho que decir, críticamente si se quiere, sobre temas estratégicos para el futuro, como la política ambiental, la seguridad alimentaria o las nuevas fuentes de energía, al lado de temas como el multiculturalismo, el desarrollo económico y la justicia.

Lo que está en juego es enorme. Desde hace más de veinte años la Universidad Nacional ha sabido garantizar la continuidad de su calendario académico. Su prestigio y credibilidad se han venido reconstruyendo y ampliando, pese a las voces que preconizaban su virtual desaparición. Todo ello está hoy en peligro y no sólo los estamentos universitarios podrían resultar perjudicados. Frente a los retos del momento y los desafíos del futuro, la sociedad colombiana debe poder contar con su Universidad abierta y deliberante.

 

El Espectador – Bogotá. Viernes 23 de mayo del 2008, p. 33. Columna de opinión escrita por Francisco Gutiérrez Sanín, profesor de la UN. ¿La falta de imaginación al poder? Marx alguna vez dijo, palabras más palabras menos, que la historia primero aparecía como tragedia y después se repetía como comedia. A 40 años del levantamiento global estudiantil de 1968, podríamos estar frente a una ilustración perfecta de su aforismo.

En efecto, la actual protesta contra el estatuto estudiantil en la Universidad Nacional dice muy poco a los miembros de la comunidad universitaria, y prácticamente nada al conjunto de la sociedad. El intento de vincularla a temas grandes -el nuevo estatuto respondería a los propósitos neoliberales de privatizar a la Nacho—no ha tenido repercusión alguna, por la simple razón de que nadie ha podido demostrar tal proposición. Para no hablar ya de que estas fiestas de encapuchados, esta destrucción de la propiedad de la universidad, esta insistencia en decidir lo que los otros debieran hacer, producen en la mayoría de las personas miedo y rabia.

En algunos casos, también recientes, los estudiantes han protestado con razón y con inteligencia. Cuando algún energúmeno quiso imponer a alarido limpio su versión jacobina y primitiva de modernización, ellos fueron protagonistas. Yo no estaba en el país cuando en cierta jornada algún muchacho le puso una flor al cañón de una tanqueta, y por eso sé que la imagen le dio la vuelta al mundo. Un poderoso simbolismo. Pero ahora tenemos un escenario distinto. No sólo no ha mostrado este movimiento estudiantil capacidad de producir hechos que tengan sentido para el resto de la población, sino que las demandas mismas parecen profundamente irrazonables. El nuevo estatuto se discutió decenas de veces, en distintos ámbitos, ciertamente con la participación de estudiantes. De hecho, les ofrece mejoras sustanciales con respecto del antiguo (poder hacer dos carreras al mismo tiempo, entre otras muchas). Con franqueza, me parece que el único casus belli posible es que permite, eventualmente y con muchos procesos intermedios, sancionar a estudiantes que cometan transgresiones graves.

Pero se necesitan sólo dos dedos de frente para entender que, en un país como Colombia, esto no sólo es muy positivo para el conjunto de la comunidad universitaria, sino muy en particular es una protección para aquellos miembros de ella que sean inquietos y críticos. Los aficionados pensarán defender la laxitud para cometer sus travesuritas. Los profesionales pueden utilizar ese boquete para hacer un daño irreparable. Hay suficientes precedentes serios al respecto como para ignorar alegremente esa eventualidad.

En contraste, se necesita mucha falta de imaginación para no darse cuenta de que este tipo de cosas tiene repercusiones fatales en un contexto de enorme vulnerabilidad y pérdida de influencia de la Universidad Nacional. Hay que decir, entre otras cosas, que en todo esto el papel del Gobierno no ha sido brillante. En los últimos años han venido de ahí cargas de profundidad que han desestabilizado a la UN (por ejemplo, el tema de las pensiones y el presupuesto, que ameritarían un tratamiento separado). Se necesita mucha falta de imaginación para no entender que la UN necesita ahora todos los amigos que pueda conseguir, que tiene que aprender a hablar con su entorno (en este momento ni siquiera los especialistas saben realmente a qué se debe el despelote), que tiene que encontrar el camino de su propia modernización. Se necesita mucha falta de imaginación para no entender que la defensa de la autonomía universitaria, fundamental en este momento, pasa por no confundirla con la extraterritorialidad.

 

La Patria – Manizales. Jueves 22 de mayo del 2008, p. 4a. El camino de la Nacional. Las universidades tienen que evolucionar y quienes se oponen a ello no pueden hacer que los demás se sometan a sus tesis, pues de esa manera sacrifican la esencia universitaria.

El difícil momento por el que atraviesa la Universidad Nacional de Colombia, el primer centro público de educación superior del país, que lleva casi siete semanas paralizada y que en los últimos días ha barajado la posibilidad de cancelar el semestre académico, muy a pesar de las serias implicaciones que ello represente, tiene explicación, así resulte paradójico, en el interés de sus directivas de modernizarla, mas no de privatizarla.

Hablar de la Nacional es referirse al centro de educación superior por excelencia del país, no sólo por su tamaño, calidad de educación, número de estudiantes, sino por su contribución permanente al desarrollo del país.

La situación de conflicto actual se presenta entre unas directivas que quieren implementar un cambio necesario para mejorar la calidad de la educación que allí se imparte, con mayor exigencia para los estudiantes en cuanto a asistencia a clases y rendimiento académico y unos estudiantes, pocos en relación con su cantidad de matriculados, que se oponen, con comportamientos de hecho cuestionables, a los cambios.

¿Pero qué es en realidad lo que está en juego? El asunto de fondo es el Estatuto Estudiantil, que no es otra cosa que el acuerdo de derechos y deberes que debe regir entre la Universidad y sus alumnos, que se ha venido construyendo desde hace casi tres años y que ha tenido la participación de los distintos estamentos universitarios, pretende, esencialmente, modernizar la Nacional en lo académico, lo disciplinario y lo de convivencia interna, para ajustar este centro superior a estándares mundiales.

Y es que no se entiende que hoy, cuando muchos estudiantes de escasos recursos buscan infructuosamente un cupo en cualquiera de los tantos pregrados de la Nacional en las diferentes sedes del país, existan estudiantes con ocho, 10 y hasta 15 años de antigüedad que no han podido graduarse por su incapacidad para superar alguna materia, y se quedaron allí casi que vegetando sin entregarle nada efectivo ni a la universidad ni a la sociedad.

Es por eso que se requieren ajustes en lo académico como la aplicación del sistema de créditos, los cuales deben ir de la mano con el promedio de calificación en las materias, que apunta a que el estudiante que no rinda debe salir pues significa que no cumple con los parámetros de calidad con los que forma a los futuros profesionales la Nacional.

Tampoco se entiende la negativa de los opositores a que se mantenga la discusión sobre esos temas esenciales mientras avanza el semestre común y corriente, desconociendo los perjuicios que se originan en tantas personas y familias que pertenecen directa e indirectamente a la universidad por su dinámica educativa, investigativa, cultural y laboral.

Como es natural, la universidad es y debe ser un espacio deliberativo, eso nadie lo desconoce, y pretender que todos estén de acuerdo con iniciativas de cambio profundo es el más grande de los absurdos. Sin embargo, tampoco por ello quienes están contra el gobierno y sus instituciones pueden buscar pos las vías de hecho lo que no han podido obtener en los espacios democráticos y con argumentos que a pesar del paso de los años demuestran lo contrario, como el que plantea que lo que se busca hoy es privatizar la educación superior.

Está bien dar la pelea y denunciar los atropellos que si se dan tienen instancias donde se pueden demandar. No obstante la universidad tiene que evolucionar y quienes se oponen a ello no pueden hacer que los demás que sometan a sus tesis pues así sacrifican la esencia universitaria.

 

El Colombiano – Medellín. Jueves 22 de mayo del 2008, p. 5a. El retroceso de la Nacional. Grupos retardatarios y recalcitrantes han causado graves perjuicios a más de 40.000 estudiantes de la Universidad Nacional, varios de cuyos programas afrontan la cancelación selectiva del semestre como resultado de un paro de dos meses. 

La prolongada alteración de labores académicas está causándole a la Universidad Nacional un detrimento desproporcionado. Sólo algunos programas en los que se ha verificado la reanudación de las clases van a exceptuarse de la drástica pero obvia decisión del Consejo Superior de cancelar de modo selectivo el semestre. El perjuicio para millares de estudiantes es inconmensurable, así como es de una gravedad extrema el daño económico, social y cultural que se le inflige al primer establecimiento de educación superior del país y por ende a la universidad pública.

Tanto en la sede principal como en las seccionales, entre ellas la de Antioquia, ha habido una atmósfera hostil, pese a la evidencia de que buena parte de los alumnos ha tenido la intención de reintegrarse a sus labores regulares. Grupos radicales e intolerantes han impedido la expresión de las mayorías y lo que debería ser una controversia civilizada en la cual pudieran exponerse sin presiones ni intimidaciones todos los puntos de vista favorables o adversos al nuevo estatuto discente, que ha sido el motivo principal de la protesta.

La actualización de tal estatuto se ha considerado una necesidad desde hace varios años. Han seguido rigiendo ciertas normas insuficientes, desconectadas del contexto de la educación superior. El sistema de créditos por semestres, la regulación de los motivos de cancelación de matrícula y otras disposiciones académicas y disciplinarias han dado pábulo a un movimiento que ha desbordado los límites del marco de acción respetuoso y tolerante hasta convertirse en una demostración de sectarismo e intransigencia que riñe con principios esenciales de la institución. Ni el cierre de los canales de diálogo, ni mucho menos el vandalismo pueden ser procedimientos aceptables en la vida universitaria.

Es lógico suponer que además del malestar por determinadas normas del nuevo estatuto en algunos sectores del estudiantado, al conflicto actual se le sumen las tensiones generacionales y otros componentes que, en un clima de confrontación, se vuelvan explosivos. Han reaparecido la invocación de una autonomía mal entendida que rechaza todo lo que se parezca a las universidades del primer mundo y lo confunde con penetración colonialista, el ritornelo falaz de la privatización y la aversión a un sector productivo que en sano criterio no tiene por qué estar distante ni ajeno y, en el fondo, la pugna de fuerzas estimulada desde el exterior del medio universitario por la situación coyuntural de la política y la forma en que algunos actores han sido afectados por la estrategia gubernamental de seguridad democrática.

Todos esos elementos podrían integrar una agenda de discusión. Sin embargo, plantear el debate inteligente y fructífero en las circunstancias actuales ha sido ilusorio. Núcleos beligerantes lo han boicoteado. No permiten la libre deliberación sobre los temas de interés general, ni mucho menos el desenvolvimiento normal de las actividades docentes e investigativas en parte de las dependencias. Han convertido la Universidad en instrumento de lucha, como lo señaló el Rector, Moisés Wasserman. Más de 40.000 estudiantes están siendo golpeados por una minoría retardataria que, mientras las mayorías han permanecido en estado de pasividad y silencio, está ocasionando un retroceso que malogra los frutos alcanzados en varios años de trabajo por la calidad de la educación superior como servicio público.

 

Revista Cambio – Bogotá. Jueves 22 de mayo del 2008, p. 37. Fuera dinosaurios. Hernán Ramírez es tal vez el estudiante que más recuerdan en la Facultad de Ingeniería. Lo conocen desde los egresados de hace 17 años, hasta los que acaban de pisar por primera vez las aulas. Ramírez ingresó a la Nacional en el segundo semestre de 1986 y acaba de completar 22 años como alumno del programa de Ingeniería de Sistemas.

En la Facultad de Artes, Mauricio Sastoque se destaca no propiamente por su rendimiento -sus notas oscilan entre 2,5 y 3,5-, sino porque lleva 11 años en las clases de Arquitectura y aunque está en décimo semestre, aún le falta la tesis para graduarse.

Ramírez y Sastoque son dos ejemplos de los 3.162 estudiantes que llevan más de cinco años -el promedio de duración de una carrera- en la Universidad. El que menos tiempo lleva en las aulas es dos lustros y hay tres que empezaron en 1975, registran varios reingresos y aún no han terminado carrera.

Esta práctica, que unos califican como "cuestión de supervivencia" y otros como "sinvergüencería", es una de las que pretende acabar el nuevo estatuto estudiantil, que entrará a operar en enero y que ha recibido críticas de alumnos que aseguran que "pondrá en riesgo su permanencia en el claustro".

Los defensores del Estatuto consideran necesario poner fin a una situación académica que permite que personas con bajos promedios y sin mayores logros sigan en la Universidad en detrimento de los que quieren hacer una carrera pero no encuentran cupo. "Lo que buscamos es que ese espacio sea llenado por los mejores estudiantes y por personas que se exijan y a quienes les podemos exigir resultados", explica Natalia Ruiz, vicerrectora académica.

El nuevo estatuto cambia la modalidad de semestres por la de créditos -un número determinado en un tiempo específico-, admite máximo un reingreso y no tres como ha sido la costumbre, y exige, como la mayoría de las universidades, un promedio académico superior a 3,0 para que un estudiante puede permanecer en un programa. Hoy, para que un alumno continúe una carrera, la Nacional solo le exige no repetir tres veces una materia y pasar la tercera parte de las asignaturas en las que se inscribe. Para los conocedores del tema, eso es lo que ha generado que las facultades se llenen de 'estudiantes dinosaurios'. 

Nadie entiende por qué la Universidad seguía presa de un pequeño grupo de estudiantes que defienden privilegios y que les cierran oportunidades a los que verdaderamente están interesados en estudiar. El debate continúa y mientras tanto los más de 100.000 aspirantes que cada año se presentan esperan que, por fin, el estatuto ponga coto a prácticas inaceptables en una universidad que solo ofrece 10.000 cupos anuales.

 

La Patria – Manizales. Jueves 22 de mayo del 2008, p. 8a. Asamblea sigue en discusión en la U. Nacional. Aunque hasta el cierre de esta edición la asamblea estudiantil de la Universidad Nacional sede Manizales aún decidía si volver o no a clases y bajo qué condiciones, el Grupo Directivo de la Facultad de Administración de la Universidad Nacional sede Manizales fue el primero en comunicar su posición en la tarde de ayer.

A las 4:20 de la tarde emitió un pronunciamiento a la comunidad universitaria para convocar a todos los estudiantes y profesores al inicio de clases. La decisión se tomó con base en la oferta del Rector para ratificar la continuidad del semestre en ciertas facultades y en la voluntad de todo el personal docente y administrativo de dicha facultad.

Además de esto, durante el día se recopilaron firmas de los estudiantes para tratar de demostrar que la mayoría de los mil 465 que componen los programas de Administración, optarían por el regreso a clases. Para esto los directivos de la Facultad garantizan la suspensión de procesos evaluativos por ocho días, y ofrecer todos los espacios necesarios para discutir la Reforma Académica y Estatuto Estudiantil.

 

Asamblea nocturna

Ayer la asamblea sesionó desde las 6:00 de la tarde a petición de los alumnos de la jornada nocturna. Después de escuchar por Internet los informes del representante estudiantil al Consejo Superior Universitario (CSU), el vicerrector William Ariel Sarache Castro, pasadas las 9:00 de la noche, llegó a dialogar con los asistentes.

Allí reiteró el ofrecimiento de la Facultad de Administración para los estudiantes de otras carreras en caso de que retomaran las clases y presentó diversas formas de recuperar el tiempo para evitar la cancelación del semestre.

Ranking mejores universidades del mundo

Portafolio – Bogotá.

‘Ranking’ de las mejores U. del mundo.

Viernes 23 de mayo del 2008, p. 22.

La Universidad de los Andes, por segundo año consecutivo, ocupó un lugar entre las mejores 500 instituciones. Por cuarto año consecutivo, la Universidad de Harvard gana la pole en el ranking de las mejores universidades del mundo que realiza The Times Higher Education, una prestigiosa organización británica especializada en información sobre educación superior.

“Me parece magnífico que aparezca una universidad colombiana, pero creo que hay que mirar muy bien en qué consiste el ‘ranking’ y los parámetros que mide. Es un ‘ranking’ de percepción, pues la evaluación señala a aquellas universidades más visibles y escuchadas. El segundo parámetro es la opinión de los empleadores y no es ningún secreto que en Colombia a los empleadores les gusta la universidad privada. Otro parámetro es la cantidad de profesores y estudiantes internacionales, algo para tomar con pinzas. Creo que hay un sesgo muy claro”, sostiene Moisés Wasserman, rector de la Universidad Nacional.

Seminario sobre México en la UN

Portafolio – Bogotá.

Universidad Nacional.

Viernes 23 de mayo del 2008, p. 22.

El Doctorado en Ciencias Económicas de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la Universidad Nacional realizará del 27 al 30 de mayo el seminario 'Liberalización comercial, crecimiento económico y empleo en México', el cual se llevará a cabo en el edificio 311 de la FCE de 11:00 a.m. a 1:00

Cuarenta y dos años del teatro La Candelaria

Revista Cambio – Bogotá.

Universidad Nacional.

Jueves 22 de mayo del 2008, p. 73.

Si no conoce el trabajo del grupo, esta es su oportunidad. Para conmemorar los 42 años del teatro, la Universidad Nacional realizará, entre el 23 y el 30 de mayo, una retrospectiva que incluirá la presentación de cuatro de sus obras: El Paso, De caos y de cacaos, El Quijote y Antígona. Funciones: del jueves 27 al viernes 30 de mayo Hora: 7:30 p.m. Valor: 10.000, 15.000 y 20.000 pesos

Breves: Estudiantes de la Nacional marcharán hoy por la 26

El Tiempo

 

Jueves 22 de mayo de 2008, p: 1-20

A las 10 de la mañana estudiantes de la Nacional caminarán desde la ciudad universitaria hasta la Plaza de Bolívar; en protesta por la probación unilateral por parte de las directivas del Estatuto Estudiantil y la decisión de realizar una cancelación selectiva del semestre.

La crisis de la Nacional

El Tiempo

 

Jueves 22 de mayo de 2008, p: 1-28

Foro del lector. Respecto a su editorial “UN: justos por pecadores”, directivas y estudiantes de la Nacional pecan parejo. Las primeras, por no informar debidamente a estudiantes y profesores sobre la magnitud de la reforma que se venía. Esto produjo el malestar de los que, por falta de mayores argumentos, bloquean las actividades académicas cada vez que hay una crisis, con el resultado de que los que vamos a estudiar vemos las facultades cerradas y nos volvemos a la casa.

Es la economía- Columna Germán Umaña.

Portafolio

 

Jueves 22 de mayo de 2008, p: 31

Los datos recientes de la economía colombiana no son precisamente los más alentadores. La demanda interna muestra signos objetivos de deterioro y su crecimiento se ha detenido como lo evidencian las encuestas recientes.

Los indicadores del comportamiento del comercio, la vivienda, el sector automotor, los bienes de consumo durable y el crédito de consumo presentan tendencia a la baja y se produce un aumento de la morosidad en el endeudamiento a corto plazo de los hogares.

Mincultura pide fortalecer política de la Amazonía

El Nuevo Siglo

 

Jueves 22 de mayo p: B-3

Protección a las tradiciones, saberes, lenguas y expresiones de los pueblos de esta región, además de acceso a las nuevas tecnologías, son algunas de los renglones en los que se trabajará.

Un renglón importante en la Política anunciada por la Ministra es lo relacionado con el Programa para la Protección y Revitalización de Lenguas Nativas, que estará en cabeza del Comité Nacional de Lenguas Indígenas, conformado por el Instituto de Antropología e Historia, Instituto Caro y Cuervo, la Universidad Nacional, el Ministerio de Cultura y las organizaciones indígenas.

¿Obama o McCain en Estados Unidos?

El Colombiano

 

Miércoles 21 de mayo de 2008, p: 4-A

Columna, Alejo Vargas. La definición de los candidatos presidenciales dentro del clásico bipartidismo norteamericano ya está bastante clara  alrededor de John McCain Barack Obama por los demócratas.  A no ser que sucediera algo extraordinario, la precandidata Hillary Clinton debería declinar en los próximos días y permitir que el partido demócrata se cohesione alrededor del senador Obama, sin duda la estrella política de esta contienda presidencial.

Cancelación por facultades

El Periódico

 

Miércoles 21 de mayo de 2008, p: 1 B

El Rector de la universidad Nacional está respaldando para optar por cualquier alternativa. Él estudiará las posibilidades más adecuadas para salvar la normalidad académica y garantizar que se termine el periodo.

  

Universidad Nacional cancelará semestre por facultades
La Opinión, miércoles 21 de mayo de 2008, p: 5-A, Las facultades que hayan adelantado al menos el 80 por ciento de su programa académico no les serán cancelado el semestre, aseguró el rector de la Universidad Nacional. Moisés Wasserman.  La decisión se tomó luego de tres semanas de paro estudiantil retrasaran el programa de clases.

Hoy, día de decisiones en la U. Nacional
La Patria, martes 20 de mayo de 2008, p: 8-A
Estudiantes de la sede Manizales continúan en asamblea. A pesar del pronunciamiento del Rector de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, sobre cancelar el semestre en caso de continuar la anormalidad académica, ayer la asamblea de estudiantes de la sede Manizales decidió continuar en concentración permanente. La decisión se tomó después de casi cinco horas de debate en el auditorio del campus La Nubia.

En la Universidad Nacional, sigue la expectativa
El Espacio, miércoles 21 de mayo de 2008, p: 6. Aunque aún no se ha decretado la cancelación del semestre en la Universidad Nacional, la decisión quedó en manos del rector de la institución, Moisés Wasserman, luego de que el Consejo Superior debatió ayer durante varias horas las posibles salidas a la crisis.

Se descarta vagancia definitiva en la “ Nacho”
La Chiva, miércoles 21 de mayo de 2008, p: 10
Luego de la reunión del Consejo Superior Universitario realizada ayer en la universidad Nacional las directivas invitaron a los estudiantes a “recuperar en forma inmediata la normalidad académica”.

La Nacional y Univalle no logran salir de problemas
El País, miércoles 21 de mayo de 2008, p: 3-A
Las universidades Nacional y del Valle, dos de las instituciones de educación pública superior más importantes del país, atraviesan una difícil situación en la que, incluso, no se tiene claridad si podrán concluir el semestre de manera normal. La situación es muy delicada y en el caso de la Universidad Nacional, la polémica por la adopción de un nuevo estatuto estudiantil ha generado continuas protestas y parálisis de las clases que han impedido adelantar clases de manera normal.

En U.N. no a todas las facultades se les cancelará semestre
El Colombiano, miércoles 21 de mayo de 2008, p: 1-A
Luego de cinco semanas de anormalidad académica, el rector de la Universidad Nacional, anunció la posible cancelación selectiva de semestres en la institución. La medida sería tomada en los programas que no tengan el tiempo suficiente para realizar dos semestres este año con el mínimo de calidad.

Aplicarían cancelación selectiva del semestre
El Mundo, miércoles 21 de mayo de 2008, p: 1-B
El nuevo Estatuto Estudiantil para la Universidad Nacional sigue levantando ampolla para cientos de estudiantes que ven el riesgo de perder el semestre académico. El Consejo Superior de la Universidad Nacional le dio vía libre al rector de la institución, Moisés Wasserman, quien analiza la cancelación de los semestres de las facultades de Economía y Derecho, las cuales son las únicas que han hecho caso omiso al llamado de reintegración a las clases, luego de más de seis semanas de estar suspendidas.

Líderes estudiantiles le echan ojo a la universidad Nacional
La Patria, miércoles 21 de mayo de 2008, p: 9-A

Asamblea de estudiantes de la sede Manizales aún no llega a una decisión. Representantes a los consejos superiores de cuatro universidades de Manizales hablan sobre la situación de la Nacional. Concuerdan en que la imposición del Estatuto Estudiantil y la posible cancelación del semestre sería una error.

Colombiana y español publican antología de libros de caballerías

españoles

La Verdad

 

Miércoles 21 de mayo de 2008, p: 3-B

La investigadora colombiana María del Rosario Aguilar y el español José Manuel Lucía Megías publicaron la obra “Antología de libros de caballerías españoles” que coincide con los 500 años del Amadís de Gaula, informaron este lunes fuentes editoriales. Aguilar es doctora en Literatura Española medieval de la Universidad Complutense, profesora del Departamento de Literatura de la Universidad Nacional de Colombia y autora de una antología de poesía del siglo de oro.

La Nacional sigue en “veremos”

El Tiempo

 

Martes 20 de mayo de 2008, p:1-11

El mantenimiento mensual es de 50.000 millones  de pesos. Sedes de Palmira, Manizales y Bogotá, en asamblea permanente. Hoy a las 9:00am, estudiantes en contra del Estatuto marcharán hasta el edificio Uriel Gutiérrez para hablar con las directivas.

Si hoy el Consejo Directivo de la universidad Nacional cancela el semestre, se perderían los 200.000 millones de pesos que se han invertido en el campus y las sedes de Palmira, Manizales y Medellín de febrero a mayo de este año.

 

Pérdidas que deja el paro de la Nacional

Portafolio, Martes 20 de Mayo de 2008, p: 21

Las directivas aún no contemplan la posibilidad de cancelar el semestre, pues hace un mes y medio que los alumnos no van a clases.

Cada día, de las seis semanas y media que lleva el paro de estudiantes de la Universidad Nacional en sus cuatro sedes del país, le ha costado a la institución 2.500 millones de pesos y podrían sumarse unos 300.000 más si las directivas deciden cancelar  el semestre. Según está previsto, hoy se deberá resolver esta situación que cubre a las sedes de Bogotá, Medellín, Palmira y Manizales.

 

Un estatuto en alarma Nacional

El Espectador, Martes 20 de Mayo de 2008, p. 24,

No se cancelará el semestre académico, a pesar de las advertencias que hizo el rector de la universidad  el viernes pasado.

Advertidos por el rector de la universidad Nacional, en el sentido de cerrar el semestre académico si los estudiantes no estaban al medio día en clase, la última exigencia de los representantes de los estudiantes fue impulsar un plebiscito para abolir el Estatuto Estudiantil que comenzó a regir el pasado mes de abril.

La decisión fue tomada sobre las tres de la tarde. Cuando los riesgos de que el campus  fuera militarizado y de que Wasserman diera la orden de “cierre” habían sido descartados. Según David Flórez, representante de los estudiantes ante el Consejo Superior, “el costo político y económico hubiera sido muy grande, más allá de que habría demostrado que no se encuentra dispuesto a escuchar nuestras propuestas”.

 

Semestre Bogotá

Diario del Magdalena, lunes 19 de mayo de 2008, p: 2-A

El rector de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, aseguró que “si los estudiantes no reinician clases el lunes, no podremos cumplir con los requisitos de calidad y nos tocará cancelar semestre”. Explicó que el cese de los universitarios ya va a registrar las seis semanas, y por esta razón podría incumplir en las reglas de la institución.

 

Tensión en la Unal

El  Mundo, lunes 19 de mayo de 2008, p: 10-A,

Continúa en vilo la decisión de cancelar el semestre académico en la Universidad Nacional, pese a que los estudiantes que mantienen suspendidas las clases desde hace más de seis semanas decidieron abandonar el claustro en Bogotá.

 

En la Unal buscan solución

Domingo 18 de mayo de 2008, p: 13-A

Directivos de la Universidad Nacional de Colombia, anunciaron ayer que si continua el paro por parte de los estudiantes en las sedes de todo el país, ya que se completó dos semanas, el semestre en curso podría cancelarse.

 

Hoy se inician clases de la UN Medellín

El Mundo, lunes 19 de amyo de 2008, p: 1-B

El Consejo de la Universidad Nacional sede Medellín, se reunió la semana anterior para analizar la situación general en la Universidad y en particular, la de la sede Medellín, en la que las clases se encontraban suspendidas desde hace cinco semanas por motivo de expedición del Acuerdo 008 de 2008, del Consejo Superior y que hace alusión al Estatuto Estudiantil.

Eventos

Portafolio

 

Martes 20 de mayo de 2008, p: 2.

La Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional y el CID, celebrarán la conferencia “Cómo puede un país alcanzar un despegue y sostener un crecimiento”.

Primer foro Piensa Colombia

El Tiempo

 

Martes 20 de mayo de 2008, p: 2-7,

Foto Social. Con la asistencia del Presidente de la República, Dr, Alvaro Uribe Vélez, y el rector de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, se realizó el lanzamiento de los Foros Piensa Colombia, organizados por el Congreso de la República y la Universidad Nacional.

Extradición de jefes paramilitares a USA

El Universal

Hoy vuelven a clase.

 

Lunes 12 de mayo del 2008, p. 6a.

La Asamblea de Estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales acordó levantar la asamblea permanente. Por tal razón el Consejo de Sede convoca a la comunidad académica a reiniciar clases el hoy a partir de las 7:00 de la mañana. Las jornadas académicas se llevaran a cabo normalmente hasta que se convoque a una nueva asamblea.

Informe universitario revela efectos del gusano barrenador

La Patria – Manizales.

 

Domingo 18 de mayo de 2008, p, 3 B

Un estudio realizado en 45 fincas de Puerto Boyacá, por Elkin Forero, magíster en Salud animal de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional, muestra la forma como se distribuye el gusano barrenador en algunos animales domésticos y los factores de riesgo que facilitan su aparición.

El informe publicado en la reciente edición del periódico de la Universidad Nacional, habla también del reporte de dos pacientes con los tejidos oculares invadidos por larvas de la mosca Cochiliomyia hominivorax atendidos por especialistas del departamentos de Medicina Interna y Salud Pública de la Universidad Nacional en Bogotá, lo que llama la atención sobre el subregistro de los casos reportados en el país, pese a que algunas veces se llega a desenlaces fatales.

Jardín Botánico en el mar

La Tarde

 

Domingo 18 de mayo de 2008, p:5-D

En San Andrés y frente al mar de siete colores, fue creado el nuevo Jardín Botánico de la Universidad Nacional de Colombia, una de las reservas biológicas más importantes del Caribe Insular, que combina vegetación y recreación en un mismo espacio y cuenta con un área de 79.718 m2.

Aceite de higuerilla un recurso “verde”

El Periódico

 

Lunes 19 de mayo de 2008, p: 3-C

Investigaciones realizadas por un grupo de científicos de la Universidad Nacional de Colombia revelaron que el componente básico de la palma de higuerilla es el mejor candidato para la elaboración de un combustible limpio. Se trata del ricinoleato de merilo-principio básico de los biocombustibles- detectados en un 85% en biodiesel de higuerilla, por científicos del grupo “Mecanismos de Desarrollo Limpio”, del departamento de ingeniería Mecánica y Mecatrónica y el departamento de Química de la UN.